• leer,  mirar

    El Dios de los muebles de pino

    Hasta donde se pierde la vista unas manos industriosas han erigido un altar de troncos en ofrenda al Dios de los muebles de pino. Cada mañana, hombres rudos de pocas palabras armados con brillantes herramientas, van dejando un reguero de…

  • leer

    Una larga espera

    En el primer fotograma aparezco arrastrando una maleta-ataúd por terminales desiertos. Soy una niña maleta, transmutada en mujer desorientada que pregunta con un montón de indicaciones y planos indescifrables pero ninguna explicación real. Si pasamos los fotogramas a toda velocidad…

  • leer

    Extraños

    Viajas en trenes de alta velocidad. Rápido. Todo ocurre a 300 km/h. Sin tiempo para pensar. Sin tiempo para contestar. Sin tiempo. En las revistas de moda los invitados a la cena aparecen sin despeinar. Tú regresas a casa con…

  • leer

    Saldos

    Decía Bolaño que la vida nos puso a todos en nuestro lugar, o en el lugar que a ella le convino… después nos olvidó… como debe ser… Y no parece demasiado fácil, a estas alturas del sainete, existir condenado al…

  • leer

    Románico (segunda parte)

    Acabamos la visita y salimos al exterior de la iglesia por una pequeña puerta que desemboca en un cementerio de lápidas vencidas y coronadas por esa pátina verdosa que da el paso del tiempo y el abandono. Me alejo del…

  • leer

    Románico (primera parte)

    El tablero mide alrededor de un metro de largo, y en su interior unas manos voluntariosas han grabado la silueta de un grupo de personas; casi todas hombres, todas de perfil y distintos tamaños, y todos portando instrumentos primitivos que…