leer,  mirar

asesinato en el Grand Hotel

El detective lee con detenimiento la tarjeta de registro del desconocido que yace desnudo en la bañera. F.Marat, figura en el apartado reservado para el nombre.

Eso lo explica todo, dice el detective al director del hotel que lleva media hora estrujando sus manos como si fuese a sacar algo muy valioso de ellas y que le mira con unos ojos vidriosos y estupefactos.

Algunas personas deberían tener una orden de alejamiento de una bañera, explica el detective que ha estudiado a los clásicos y que con un chasquido metálico cierra su libreta de tapas negras. Lo que no debemos olvidar es que al final el destino nos acaba atrapando a todos. No importa lo lejos que hayamos llegado ni la velocidad a la que lo hagamos.

El detective sale a la noche que lo recibe con un gélido abrazo y mira hacia el cielo que ha sido sustituido por unas luces palpitando con desgana. Como si alguien estuviese apuñalando lentamente el corazón de la ciudad, piensa dejándose llevar por la tristeza. Suspira con un cansancio inabarcable y vuelve a sentir una sed inmensa palpitando en su alma reseca.

Ante de ponerse en movimiento busca un cigarrillo olvidado entre los bolsillos, se sube el cuello de la gabardina y cala el sombrero sobre los ojos hasta quedar oculto entre los ropajes.

Nunca volvieron a verle.

13 Comments

  • Ángeles

    Ja!, qué bueno. Es verdad, habría que estudiar a los clásicos, por si acaso. Con razón dicen que el nombre puede marcar mucho a la persona.

    “Algunas personas deberían tener una orden de alejamiento de una bañera” 😀 Me encanta.

    Y me encanta también ese “hilo de sangre” de la foto.

    Un saludo.

  • Paloma

    Es un texto muy bueno. Por ejemplo, ese “estrujarse las manos como si quisiera sacar algo valioso de ellas”, “el apuñalamiento del corazón de la ciudad”…me hubiera gustado que no desapareciera el detective lector de los clásicos, me ha caído bien.
    No me había fijado en el hilo de sangre al principio. Original foto.

  • Frodo

    Marat y Arquímedes acuden a mi mente si se dice la palabra “Bañera”.
    Ahora, si en cambio se dice “gabardina, cigarro y sombrero”, Humphrey Bogart

    Abrazos!

  • Maria

    Me gusta tu relato, y el halo de misterio y ese final que me deja con ganas de seguir leyendo mas.

    Todo un placer leerte.

    Deseo de corazón que tengas una Feliz Navidad y un prospero Año Nuevo y nos sigas deleitando con tus textos.

    Besos

  • Beauséant

    Gracias, **CARMEN TRONCOSO BAEZA**, por tus palabras y por el abrazo… Sí, no quería alargar mucho la historia y me pareció mejor dejarla ahí, con un poco de misterio.

    No tenemos escapatoria, **TORO SALVAJE**, llevamos la desgracia grabada en la sangre.

    Me alegra mucho, **ÁNGELES**, que hayas visto tan clara la metáfora de la sangre, no sabía si lo había logrado. Los nombres nos predestinan, eso esta claro, lo mejor es ponerse otro cuando el viejo ya haya cumplido su misión 😉

    Pues muchas gracias, **PALOMA**, por verlo así. A mi me ha dado un poco de pena hacerle desaparecer, pero creo que ya había cumplido su misión, tendríamos que saber su nombre para averiguar un poco más sobre su destino.

    Me ha encantado esa combinación, **FRODO**, no la había visto pero sale una mezcla muy buena. Gracias !!

    Brindemos mientras podamos, **MUCHA**, que algunos ya han dado por cerrado lo malo y no lo tengo tan claro que el año que viene sea mucho mejor….

    Un buen deseo, **MARIA**, que espero seguir cumpliendo dentro de mis posibilidades 😉 Muchas gracias y espero que nos veamos pronto.

    Un abrazo a todos, muchas gracias

  • Carmen

    Me gustaría saber cómo se llamaba el detective que leía a los clásicos.
    Habría que tirar de esa madeja de sangre,quizá.
    Me ha parecido ver la escena…

    Que pases algunos (si son muchos,mejor) momentos agradables estos días,dentro de las circunstancias.
    Besos.

  • Alma

    Creo que han dicho hasta el cansancio que “lo bueno, si breve, es dos veces bueno”, pero tú lo has hecho más evidente que nunca. Coincido con que los nombres nos predestinan, más que nada si sabemos la “historia” de ese nombre… pienso en ejemplos como el de Salvador Dalí, al que le pusieron el mismo nombre de su hermano mayor muerto un año antes de su nacimiento (o algo así, escribo haciendo uso de la memoria y sin ir a buscar referencias ciertas)… y me quedo pensando en el tema, pero eso ya sabes que me pasa siempre que visito tu espacio, y si bien hace mucho que no lo hacía, no quería que terminara el año sin dejarte aquí, tu blog, mi más sincero deseo de que el 2021 esté lleno de positividad y buenas cosas para ti y los tuyos.

    Un beso y muchas felicidades para este nuevo año.

  • Mento

    Para mi es muy dificil entender el texto después de ver la imagen, ya me conoces ¿eh? La imagen tiene una connotación erotica tan exquisita que después de analizarla… me sobran nombres, destinos, gabardinas y demás complementos. Se me centra la vista en el gesto de los dedos que siguen agarrandose a la vida, al deseo de que alguien quiera sujetar la otra punta en centro del ovillo. A mi me parece que no hay ningún muerto, por eso me cuesta entender el texto. Me parece más bien que el detective se ha visto a si mismo en una retrospectiva de sus propios sentimientos y que sale a la calle con sed y algo más oculto entre sus ropajes ¿quizás un ovillo rojo? 🙂

  • Maria

    Claro. Ya estoy aqui de nuevo.

    Porque el Año 2021 esté lleno de encanto y de magia, de luz y color, y que todos tus sueños se cumplan.

    Feliz 2021!!!

    Besos.

  • Beauséant

    Muchas gracias, **CARMEN**, el detective nunca nos fue presentado, aunque yo diría que si leía a los clásicos debería llamarse Ovidio, que además se parece mucho a olvido, ¿no? Estamos a nada de cerrar el año, sí 🙂

    El tema de los nombres es algo que he pensado a menudo, **ALMA**, si es cierto que nos predefinen. Aunque, para mi, la predestinación suena mucho a maldición… muchas gracias por tus palabras, lo he dicho alguna vez, pero siempre suelo empezar con textos largos y los acabo reduciendo al mínimo, creo que funcionan mejor..

    Por una vez, **MENTO**, te doy la razón si paliativos ni excusas, si supiese escribir literatura más erótica creo que lo habría hecho porque era la idea original de la fotografía, lo que pensaba cuando estaba ahí, en el baño anónimo de un hotel calculando la luz… Al final la historia salió por otro lado, ya ves. Te invito de todo corazón a escribir la historia que quieras y la ponemos aquí, ¿te parece?

    Ojalá, **MARIA**, ojalá, espero que nos podamos seguir viendo por aquí y que todo estemos sanos (y salvos) el próximo año

    Muchas gracias a todos por este año, esta página ha sido mi tabla de salvación en incontables ocasiones.. Un abrazo enorme.

Leave a Reply to Maria Cancel reply

%d bloggers like this: