leer,  mirar

no puedo detener la lluvia

Oigo sus patitas corriendo sobre las tejas y el salto final, con ese ruido como de aire saliendo de los pulmones, cuando aterriza en el suelo. Se acerca a la puerta, se sacude el agua y me maúlla terriblemente enfadada. Ha sido sorprendida a traición por un puñado de nubes pasajeras que han descargado con furia mientras dormía al calor acumulado en el tejado.

Vuelve a sacudirse y me entrega otro maullido aún más serio. No puedo detener la lluvia, intento explicarle, tienes que dejar que pase, como casi todo en la vida, añado. Las cosas siempre pasan, o al menos dejan de doler. A veces me entrego a la filosofía de andar por casa, pero ella nunca me lo tiene en cuenta.

Ladea la cabeza y me mira con curiosidad. Creo que la he fallado como su pequeño Dios: puedo hacer brotar agua de piezas extrañas y metálicas o conjurar comida de cualquier lado pero no puedo evitar la lluvia. Soy un Dios muy limitado, indigno de cualquier plegaria.

Cuando comprueba que la lluvia no tiene intención de parar decide hacerse una bolita, casi la mitad de su tamaño real, y se queda junto a mi a contemplar los charcos en los que ahogan unas gotas enormes, suicidas y perezosas que se precipitan con fatalidad desde los aleros.

Me siento a su lado con un libro y contemplamos lo poco que queda del día esperando a que pase la lluvia. Porque, pasará, siempre acaba pasando… o al menos deja de importar

Quizás no necesitamos ningún Dios al que entregar nuestros rezos y sólo nos haga falta algo de compañía cuando vienen a visitarnos todas esas cosas que caen inevitables como la lluvia y que no pudimos, o supimos, evitar.

19 Comments

  • .+**+.Kadannek.+**+.

    A veces sólo hay que aprender a esperar y desarrollar un poco la virtud de la paciencia. Cuando hay algo que no podemos detener, podemos sentirlo como una pausa obligada para centrar nuestro enfoque en otra cosa que merezca más atención, al menos es lo que intento. O podemos lanzarnos bajo la lluvia y fluir con ella también, todo depende de qué tan creativos y dispuestos andemos en esos días.

    Hermosas fotografía, me encantaron.

  • Alma

    Te iba leyendo y sonreía. Podía sentir cada letra… percibir cada movimento felino… el caer de las gotas… todo. Será que me recordó a las otras tardes, y una de esas “escenas hogareñas que a veces olvidamos” (tú sabes a qué me refiero) y que justamente estaba lloviendo.
    Todo pasa, como el cuento de “El anillo del Rey”…

    Un beso.

  • Beauséant

    Eso me encantaría, **GALERNAMAYO**, tengo muchas preguntas que hacerle a Dios, a cualquier Dios, no te creas que me importa mucho.. Sobre todo si se trata de un Dios educado que llama al timbre en vez de aparecer en una tostada.

    Lo leí hace muchos años, **FRODO**, en alguna de esas colecciones de relatos, pero lo he olvidado casi por completo. Ahora mismo lo tengo abierto en otra pestaña para recordarlo, muchas gracias!!

    Muchas gracias, .+**+.KADANNEK.+**+., algunas fotos salen solas. Me gustan tus dos opciones, la mía suele ser cabrearme con la lluvia y ponerme triste por cabrearme por tonterías… creo que probaré tu enfoque.

    Sí, así es, **ALMA**, era una de esas escenas, quizás la estropeé un poco interrumpiendo con una foto, pero no quería olvidarla. Como en el cuento, la lluvia también pasará, sí, pero algunas lluvias dejan goteras que se quedan ahí, formando parte de tu vida.

  • Anonymous

    Que relato mas hermoso!!! Pienso de la misma manera… cada uno con su fe, que es muy respetada, pero cuando las cosas malas llegan( porque siempre alguna nos toca) …no hay como un abrazo y una palabra amiga que nos ayude a seguir… Saludos!!!

  • eli

    Que relato mas hermoso!!! Pienso de la misma manera… cada uno con su fe, que es muy respetada, pero cuando las cosas malas llegan( porque siempre alguna nos toca) …no hay como un abrazo y una palabra amiga que nos ayude a seguir… Saludos!!!

  • mucha

    me gusta el texto
    me gusta mi vida hoy escondida a veces salgo a pasear
    en mi auto
    La gente es la mala
    la vida es muy linda
    la gente ha hecho el virus de esos que nunca saben disfrutar y todo siempre estan protestando por algo gente llena de oscuridad que horror
    Me gusta leerte y mucho un abrazo grande para vos

  • Tristancio

    Sigues escribiendo como si tu pensamiento, descuidadamente, se te cayera y fuera quedando tirado por ahí, como la ropa que uno se saca… Un gran saludo.

  • Ángeles

    Así es: compañía. Eso es lo único que se necesita y lo único que sirve. Pero no mera compañía física, sino compañía de gato, esa compañía silenciosa que dice con su silencio: lo entiendo, y me quedo aquí contigo hasta que pase.

    Me ha gustado mucho el texto.

    Saludos.

  • Beauséant

    Eso es algo que siempre he tenido claro, **ELI**, una palabra dicha en el momento exacto, un pequeño gesto de apoyo, nos puede salvar más que cualquier rezo… En el fondo la fe quizás no sea más que eso, la búsqueda de ese gesto. Gracias por pasarte.

    El problema, **TORO SALVAJE**, al menos mi problema, es que tampoco disfruto de esos instantes porque estoy todo el rato pensando en el golpe contra el suelo que vendrá luego. No soy capaz de “dejarme llevar”, de disfrutar de algo que, por el momento, es perfecto.

    La gente es mala y la vida es linda, **MUCHA**, es un gran resumen, nos cuesta disfrutar del momento, del aquí y ahora… siempre pensamos que habrá algo más, que no hemos disfrutado lo suficiente y, ya ves, el secreto era ese, el estar aquí… y ahora. Un abrazo

    Siempre se pueden aprender cosas de los gatos, **JO**, ellos son sabios.. y son tan sabios que disimulan, hacen como que no saben de nada y nunca contestan a nuestras preguntas, pero ellos saben, ya lo creo que saben 😉

    Hay algo enternecedor en un gato que se hace un bolita, una especie de huida metafórica del mundo que no puedo dejar de mirar casi con envida, **PALOMA**

    Cuánto tiempo sin verte por aquí, **TRISTANCIO**, me gusta la definición que has hecho porque así lo siento muchas veces, escribo sin rumbo, como quién busca algo en el bolsillo y, de repente, aparece justo lo que estaba buscando… no me pasa muchas veces, no tantas como me gustaría, pero agradezco cada vez que ocurre.

    A veces, **HÉCUBA**, nos empeñamos en vivir contra ella, inventamos mil formas de evitarla y todo es vano, la lluvia siempre acaba llegando, es mejor asumirlo.

    Pero no sirve cualquier gato, **ÁNGELES**, debe ser uno que te conozca, uno que se haya levantado contigo, que te haya visto dudar y fallar, no una, sino mil veces y, aún así, se siga despertando tu lado 😉

  • Krudo

    Quizás no necesitemos de seres míticos y sobre humanos, quizás lo que necesitemos es tener esa compañía qué tanto nos reconforta, para estar con nosotros también en esos momentos de paz y tranquilidad…

    Te dejo un abrazo tan fuerte qué pareciera que nos hacemos bolita…

  • Beauséant

    Tienen algo especial, ¿verdad?, ANONYMOUS 🙂

    Muchas gracias, CARMEN TRONCOSO BAEZA, cuando pienso en los gatetes siempre salen textos más bonitos…

    Gracias, KRUDO, dices bien, tantos dioses, tanta obediencia y tantas reglas no nos han hecho más felices. En cambio una bolita peluda….

Leave a Reply

Your email address will not be published.