leer,  mirar

metástasis

Si esperas el tiempo suficiente todo se pudre, se hunde o se derrumba y siempre lo hace empezando desde el exterior.

De la periferia al centro, ese es el camino de la derrota.

Un pequeño cambio en la frontera, un terreno que pierde el color, un aire que se vuelve irrespirable, la gente empieza a asustarse, todo parece a punto del derribo.

Pero nada de eso llega aún al centro. En el centro viven los que manda escondidos tras cristales blindados. Confunden los gritos del populacho con danzas paganas, la desesperación con euforia alcohólica. Observan la vida desde otra escala, hablan otro idioma, incomprensible para unos, ofensivo para los otros.

No es nada dirán, desde el centro. El sistema se ajustará sólo, siempre lo hace. Todo va bien, repetirán incasables, debemos aguantar, perseverar. Todo irá bien, repetirán un poco menos convencidos mientras encargan cristales más gruesos, elevan unos metros más las empalizadas y conjuran con el viejo poder del dinero nuevos demonios uniformados que protejan sus nuevas posesiones.

Pronto el mal que estaba en las afueras irá acorralando la zona central. Llegarán los gritos y el olor de los primeros muertos, pero nada de eso se siente tras un cristal antibalas. El mundo es diferente cuando lo miras tras cuarenta milímetros de vidrio laminado.

Desde sus torres de marfil verán el mundo arder. Harán reuniones de emergencia y decidirán invertir los últimos recursos en escapar de un mundo moribundo. Buscarán un nuevo planeta, un nuevo inicio para los elegidos donde esta vez sí, esta vez de verdad, harán las cosas bien.

18 Comments

  • Gabiliante

    Brillante el final, despues del principio. Me refiero a las fotos. Impactante de verdad, venga de dentro o de fuera. No creo que sea tan grave como para buscar planeta, y mas dificil aun, ir alla. Veo mas posible que derriben los vidrios laminados y despues de un fifi rafe, y posible cambio de protagonistas( en el mejor de los casos, pasara aquello de cambiar todo , para wue todo siga igual.
    Abrszoo

  • Cabrónidas

    No confío en que hagan las cosas bien, porque se llevan consigo la capacidad de gangrenar todo aquello que tocan. Y harán uso de ella incluso sin ser conscientes.

  • laacantha

    Supongo que los que estan en centro ,en su torre de marfil, ni siquiera lo saben que pasa por fuera. Vivimos en un mundo totalmente torcido donde la mayoría esta luchando contra el hambre y la menoría lucha contra la obesidad invertiendo en ello el dinero que sería de sobra para combatir el hambre en el planeta. Triste. Un abrazo.

  • beauseant

    Así es, ☕MANU SIN MÁS ☕, y cuando asoma ya es demasiado tarde para intentar arreglar nada, lo ha podrido todo, desde fuera hasta el centro…

    Esa ha sido siempre la solución, GABILIANTE, pero leyendo a algunos de los más poderosos, parecen haber buscado otra solución más creativa y esa esa, quemar todos los recursos que tengamos en intentar escapar de aquí. Unos cuántos elegidos y sus esclavos, claro, para poder empezar una vida en otro planeta. Es algo que parece propio de la ciencia ficción, pero cada vez lo dicen más en serio… lo cuál me hace pensar eso, que nunca aprendemos.

    Quién sabe, CABRÓNIDAS, lo mismo ya lo hemos hecho antes. Lo mismo nuestra raza, hace eones, vivió en otro planeta que acabó destruyendo y escapó a otro planeta, pero perdió por completo la tecnología y tuvo que empezar de cero… quizás ahora sólo estemos repitiendo viejos errores.

    Ni así, TONYERIK, ni así, efectivamente…

    Ese es el resumen, LAACANTHA, somos el problema y la solución pero, ¿por dónde empezamos? Cada día lo tengo menos claro, la verdad, el que podamos solucionarlo.

  • Toro Salvaje

    Según datos que no sé de dónde salen más del ochenta por cien de la población mundial vive bajo sistemas casi dictatoriales aunque se disfracen de democracia.
    Y los que vivimos en el otro veinte por ciento tampoco estamos para tirar cohetes.
    Harán con nosotros lo que les dé la gana.
    Eso sí, los del veinte por ciento podemos fantasear con que nuestro voto es importantísimo, jajajaaja

    Saludos.

  • Joselu

    Hay visiones más positivas acerca de la humanidad que sostienen que esta es la mejor época de la historia para con los débiles y necesitados. Solo tendríamos que ir cincuenta o cien años atrás, o doscientos o medio milenio para darnos cuenta de que los seres humanos estaban a merced, sin defensa, de guerras, hambrunas, epidemias, gobiernos autocráticos y asesinos, a merced de castas intocables. Está claro que en el mundo actual aunque hay muchísima injusticia hay mayor capacidad de defensa ante la desigualdad. Se valoran los derechos humanos, aunque ciertamente no se respeten totalmente, pero hay información. Sabemos qué pasa en todo lugar del mundo. Antes no se sabía nada de ninguna parte y las mayores matanzas podían tener lugar en el silencio de la historia. Las minorías nunca han contado con tanta capacidad de influir socialmente, tanto que a veces se imponen totalmente a las mayorías. Hay mucho que hacer, pero hay organizaciones mundiales que luchan incansablemente por hacer un mundo más justo. Si yo pudiera elegir la época de la historia en que hubiera nacido, elegiría esta solo por los avances sociales, científicos, médicos, tecnológicos. La hoja se pudre de dentro afuera pero hay medios para controlarlo e informar sobre ello. Saludos.

  • Beauséant

    Esa es la sensación que tengo desde hace mucho tiempo, TORO SALVAJE, la de que, como dijo el dictador que tuvimos por aquí (y que murió en la cama calentito y nombrando un heredero), todo está atado y bien atado. Que nos han dejado el derecho al pataleo y poco más…

    Las hojas saben morir con dignidad, EVAVILL, no es algo que todo el mundo sepa hacer, no.

    Me alegra mucho leer tu comentario, JOSELU, porque sirve de contrapeso necesario a mi natural pesimismo y decepción. Tienes una gran parte de razón, si hubiese nacido hace 100 años seguramente no habría pasado de los veinte años, por mi físico, el lugar donde nací o cualquiera de las cientos de guerras que han asolado este pequeño trozo de la galaxia. Pero, de alguna forma, creo que todo ese horror del pasado es, de alguna manera, disculpable, por la ignorancia, la dureza del medio… Lo que tenemos ahora me fastidia mucho más, aunque sea más leve, porque tenemos la información, tenemos los medios y estamos anestesiados, no reaccionamos… Y ahí me incluyo, claro, escribo, pienso sobre ello, pero en el fondo tampoco hago nada. Es una sensación frustrante que me impide ver las cosas como haces en tu comentario… así que gracias por añadirlo 🙂

  • Juvenal Nunes

    O texto aponta para uma realidade incontornável: a finitude da vida. Até lá, há todo um sistema que influencia toda a nossa vivência.
    Abraço amigo.
    Juvenal Nunes

  • Nino Ortea

    Hola, Beauséant:
    Gracias por compartir tu texto, ayuda a que vea que mi percepción de la Realidad no está tan desenfocada como aseguran los agentes del orden impuesto que, azuzados por sus amos pirómanos, nos gritan o susurran: “Fuego, camina conmigo”. Y así esos incendiarios se presentarán como sacrificados bomberos de un fuego que ellos incitaron.
    Un abrazo, Beauséant.

  • Flor

    Hola Beauseant , yo creo que te comenté el otro día y creo que se esfumó con el spam , te decía que a estos también les llegará su momento
    Pero primero seremos los pobres en caer , muy bonita foto.
    Perdón por la tardanza en comentarte.
    Besos de flor.

  • Mucha de la Torre

    Pero primero seremos los pobres en caer ,
    Sonrio ¿que tendra que ver ser los pobres o ser los ricos?
    Yo miro la vida y la disfruto desde el punto simple de :
    SER
    UN
    SER
    HUMANO”

  • Mucha de la Torre

    Si yo pudiera elegir la época de la historia en que hubiera nacido, elegiría esta solo por los avances sociales, científicos, médicos, tecnológicos. La hoja se pudre de dentro afuera pero hay medios para controlarlo e informar sobre ello. Saludos.
    Un aplauso por el comentario

  • Beauséant

    Un sistema, JUVENAL NUNES, en el que somos espectadores pasivos, en el que sólo nos dejan participar sin decidir. Excepto cada cuatro años, entonces podemos elegir el color de los barrotes.

    Muchas gracias, NINO ORTEA, es muy acertado lo de los bomberos pirómanos. A veces parece que existe gente cuya única profesión es arreglar los problemas que ellos mismos crean.

    No he visto nada en la carpeta spam, FLOR, pero no me extrañaría nada, el sistema a veces se pone un poco paranoico, lo siento. No te preocupes por pasarte más o menos, lo agradezco, pero nunca es una obligación. Y sí, les llegará su momento, claro, en eso es en lo único en lo que todos somos iguales.

    Así es MUCHA, deberíamos ser simplemente humanos, porque eso es lo que somos, da igual los vestidos que nos pongamos encima o lo que tengamos dentro de nuestras carteras… Por desgracia el sistema parece tener una enfermiza tendencia a castigar más de la cuenta a unos que a otros… Y si, ese comentario que señalas es una reflexión muy adecuada.

Leave a Reply

%d bloggers like this: