metástasis

Si esperas el tiempo suficiente todo se pudre, se hunde o se derrumba y siempre lo hace empezando desde el exterior.

De la periferia al centro, ese es el camino de la derrota.

Un pequeño cambio en la frontera, un terreno que pierde el color, un aire que se vuelve irrespirable, la gente empieza a asustarse, todo parece a punto del derribo.

Pero nada de eso llega aún al centro. En el centro viven los que manda escondidos tras cristales blindados. Confunden los gritos del populacho con danzas paganas, la desesperación con euforia alcohólica. Observan la vida desde otra escala, hablan otro idioma, incomprensible para unos, ofensivo para los otros.

No es nada dirán, desde el centro. El sistema se ajustará sólo, siempre lo hace. Todo va bien, repetirán incasables, debemos aguantar, perseverar. Todo irá bien, repetirán un poco menos convencidos mientras encargan cristales más gruesos, elevan unos metros más las empalizadas y conjuran con el viejo poder del dinero nuevos demonios uniformados que protejan sus nuevas posesiones.

Pronto el mal que estaba en las afueras irá acorralando la zona central. Llegarán los gritos y el olor de los primeros muertos, pero nada de eso se siente tras un cristal antibalas. El mundo es diferente cuando lo miras tras cuarenta milímetros de vidrio laminado.

Desde sus torres de marfil verán el mundo arder. Harán reuniones de emergencia y decidirán invertir los últimos recursos en escapar de un mundo moribundo. Buscarán un nuevo planeta, un nuevo inicio para los elegidos donde esta vez sí, esta vez de verdad, harán las cosas bien.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

20 thoughts on “metástasis”