nada sin ti

Lo noto nada más poner la llave en la cerradura: la presencia liminal de un rastro que daba por perdido, pero que sale a mi encuentro como si el tiempo se hubiese negado a a cumplir su pacto de olvido sobre todo lo que dejamos atrás. Es fácil seguir tu…

Querido amigo:

Ultimamente estoy teniendo pequeños achaques. No es nada grave. Nada importante pero, me fastidia. De repente una mañana me levanto y me duele la cabeza, o tengo lumbago, o ando medio mareado por las dichosas cervicales. Dolores pequeños y constantes. Difusos pero persistentes. Tonterías que me hacen cancelar citas que,…

el juego

Hay algo de valentía suicida en escalar una montaña con el único impulso de ver lo que hay al otro lado. Para verlo, y ahí reside el truco, con tus propios ojos. Los dibujantes de mapas nos hablan de dragones y abismos al otro lado; por eso han plagado el…

Un plan para cada uno de nosotros

Todo ocurrió la noche antes de Navidad, lo recuerda con la precisión que empeñan los borrachos crónicos al contar sus mejores historias. Los ojos, pequeños y escondidos, emiten un brillo enfermizo de lujuria al remembrar los detalles, y sus dientes, rotos, marchitos y ennegrecidos, se esfuerzan en dibujar un amago…

No direction home

Las encontré por casualidad mientras buscaba algo de ropa entre el desastre de los cajones; cayeron formando un abanico sobre la alfombra de la habitación y me fue imposible no fijarme en ellas. Casi todas eran fotografías de alguna playa y de paisajes. La primera eran un puñado de troncos…

los elegidos

Porque hasta el peor boxeador del mundo consigue lanzar un buen golpe alguna vez y ese día la que se monta, ¿verdad? Alguien en algún lado se hace rico de repente y otro, a pocos asientos, se arruina de forma irremediable en las apuestas. Y quizás no haya nadie esperando…

Miss cafeína

  Tuvieron hijos como quien acumula deudas en una mesa de juego. Porque ya era demasiado tarde para retirarse, por pura rutina o porque esperaban ese ciego golpe de suerte que les redimiría de una vida que ya entonces intuían demasiado vacía. Demasiado incluso para las pocas expectativas que tenían…

el salto

La vida, como un comentario de otra cosa que no alcanzamos, y que está ahí, al alcance del salto que no damos. Rayuela / Cortázar. la vida, que es muy puta. Eso último es cosa de mi padre, un nihilista de la línea dura. De esos que lo son sin…

el increíble hombre menguante

El hombre que se encoge lentamente se cepilla los dientes ante el espejo. Sabe, siguiendo las marcas dejadas sobre el cristal, que es ligeramente, apenas un poco más bajo que ayer. Ni tan siquiera es algo perceptible, fácil achacarlo a las zapatillas, la rugosidad de la alfombra o a cualquier…