he visto un rey mordiendo la arena

Hoy he visto un rey mordiendo la arena. Le llevaron preso en una limusina… restos de stock, polvo de estrellas.. hasta que se abra el día por fin.

Estábamos esperando a la salida del palacete que había sido su residencia durante los últimos diez años. Algunos silbaban y cuando nadie miraba se atrevían a mascullar entrecortados insultos. Otros, coleccionistas de instantes, elevaban sus cámaras al aire y cazaban fotos.

La mayoría guardábamos silencio.

Habíamos sido congregados a esa hora y en ese lugar por la Historia y todas las respiraciones aguardaban contenidas dentro de los pechos. De alguna forma intuíamos la presencia de un momento histórico, algo que algún día podríamos pasar a otras generaciones como un recuerdo deslucido y manoseado. Algunos, incluso escribirían sus propios relatos sobre ese momento hasta dejarlo agotado por completo.

Salió a la una en punto en su Rolls Royce favorito. Un único coche y él, muy pequeño y agazapado, qué extraña palabra, en el asiento trasero.

Todo su séquito de guardaespaldas, chambelanes y secretarios habían huido hacia semanas. Sólo el ejército, su fiel infantería, aún no se había pronunciado. Esperaban agazapados, de nuevo esa palabra, en sus cuarteles esperando ordenes. No saben vivir sin ellas.

Conducía el chófer de confianza. Ex jefe de seguridad, antiguo militar y ex torturador de disidentes entre otras muchas cosas de las que no se sentía tan orgulloso. Los dos parecían muy ancianos y dignos en esos enormes asientos de aquel coche que se deslazaba sin hacer apenas ruido.

El viejo del Rolls también había sido convocado por la Historia: debía decidir entre un retiro dorado en alguno de los países de Latinoamérica que aún le apoyaban y que recibirían con los brazos abiertos el dinero expoliado con paciencia durante dos décadas, o una guerra cruenta e imprevisible en la que nadie tenía claro el lugar que le tocaría ocupar.

Todos pensábamos que era una cuestión de tiempo y de lógica, algo de lo que siempre han estado escasos nuestros gobernantes. La noche anterior, el dictador se había arrancando con un discurso radiofónico desgranando los innumerables enemigos que querían desestabilizar el país. El discurso, totalmente paranoico, cerraba con la promesa de llevar el terror a los enemigos de la patria. Una amenaza nada velada al puñado de estudiantes que llevaban una semana encerrados en la escuela politécnica rodeados de policías con las porras en alto que esta vez no se atrevían a entrar a sangre y fuego como siempre habían hecho.

Los policías, siempre tan dispuestos para la violencia, intuían el cambio de ciclo con el instinto de los animales salvajes ante un terremoto. ¿Os habéis fijado?, recordad sus caras, todos os dirán que cumplían órdenes, que en el fondo ellos no disfrutaron con tanta sangre y tanta violencia. Las órdenes, de nuevo las órdenes. ¿Qué harían sin ellas?

La limo pasaba a nuestro lado y, ahora sí, todos guardamos silencio. Por eso escuché el ruido desde el primer momento: un murmullo de voces ahogadas y asustadas a mis espaldas que se desplazaban como arrastradas por la marea hasta nuestra posición.

Al volver la cabeza lo vi. Un pequeño carro acorazado de un gris deslucido envuelto en la bandera de la patria dibujada con toscos brochazos. Movía la torreta indeciso, como un animal cegado que recorría las calles golpeando retrovisores y aplastando parterres y señales de tráfico. Parecía a ratos frustrado, a ratos enfurecido.

Al final detectó con su extraño apéndice lo que había venido a buscar. Se plantó delante del Rolls y con un zumbido eléctrico apunto directamente hacía su parrilla delantera.

hvurmla

Hoy he visto un rey mordiendo la arena. Le llevaron preso en una limusina… restos de stock, polvo de estrellas.. hasta que se abra el día por fin.

Quique González.

12 thoughts on “he visto un rey mordiendo la arena

  1. Para mí, todo tipo de conflicto violento a este nivel me parece excesivo e injustificado. Nos venden la sobrevaloración de los ideales como “la patria”, sólo para cegarnos y hacernos pelear entre nosotros. Todo fanatismo por ideas políticas, de culto o ídolos (como la “estrella” en esta historia) es un punto ciego en la sociedad, que nos vuelve caóticos. Nos casamos con ese sistema de ideas y cualquiera que piense diferente y exponga su postura es un enemigo, un rival, un traidor, un inconsciente, un inferior, cuando en realidad en la diversidad están las grandes lecciones humanas.
    Ya lo dije, pero me da gusto volver a leerte.
    Saludos.

  2. Por cierto, gracias por aceptar mi sugerencia/petición. Se lee mejor ahora, fue de ayuda a decir verdad. Lamento las molestias.

  3. Eres especial en tus textos Diferente a todo lo que he leído o leo .
    demasiado en el hilo fino de tus emociones…… DEMASIADO………bueno
    te voy entendiendo… a medida que entablo relación entre mente con cuerpo. Me vas gustando más y me gustan tus textos. Me pongo en otro area de mis sentimientos y me deshago en mí cuando te leo…. lA IMAGEN EN BLANCO Y NEGRO ME TRAJO MOMENTOS DE UN PASADO INTENSO DONDE LAS REALIDADES ERAN Y NO SON COMO HOY EN DIA….
    EN RESUMEN : No te doy mas lata…..
    ME GUSTó TU TEXTO

  4. Hoy ya todo es un boom con los teléfonos “inteligentes” los drones, ahora ya nadie de salva ni de las encuestas y puedes justificar tu violencia, tu racismo o tu ineptitud y actitud infantil con las fake news

    De pronto este rey que mencionas pude colocar a varios personajes que quizá uno ansia que no sea suficiente si poder por lo menos para verlos abdicar aunque no lleven una corona

  5. Me alegra que se haya ganado algo con la nueva letra, kadannek, nos dejamos llevar por las letras chulas, pero al final, para leer, lo mejor son las letras de toda la vida 😉
    Creo que las personas disfrutan con esos fanatismos porque simplifican mucho el pensamiento. Es tan sencillo como trazar una línea roja en el suelo y decir, “todos los de ese lado buenos, los de este otro, malos”. Moverse en las zonas grises, intentar comprender al “contrario”, requiere mucho esfuerzo y la posibilidad de equivocarse, y eso nadie lo quiere asumir.
    El placer es mio, por cierto..

    Así da gusto escribir cosas, MUCHA.. Llevaba tiempo con esa foto en el disco y no sabía por dónde ponerla, es verdad que en blanco y negro parecen algo completamente distintos, son atemporales.. muchas gracias.

    Cada vez que alguien se envuelve en una bandera, Toro Salvaje, desconfía por completo, en las guerras sólo mueren pobres.

    Es cierto, Jo, los dictadores se van volviendo más sutiles, existen miles de formas de tenernos controlados, de doblegar nuestras voluntades y, al contrario que usando la violencia, son formas que aceptamos de buen gusto, que pensamos que deben ser así o directamente que son por nuestro bien.

  6. Vuelvo a leerte
    Tu intensidad me cubre por completo
    La imagen es tremenda de bella
    y luce maravillosa con el formato de tu blog Y me pongo a pensar
    que pasaria si estuvieramos juntos jajajajajaja

  7. Lo bueno de los blogs, Mucha, es que uno puede cambiar la decoración, mover cosas de sitio, cambiar los colores.. y puede hacerse sin perder mucho tiempo ni mucho dinero. En función de tu estado de ánimo, del día del año… de lo que sea 🙂
    (quizás lo estuvimos, o lo estaremos, quedan muchas vidas por vivir, o ese me gustaría pensar 😉 )

    Muchas gracias, María, intento escribir de forma directa, aunque es fácil perderse entre las líneas 🙂

  8. Primero creí que hablabas de una estrella de rock tipo Dylan o Michael Jackson( los dos eran/son menuditos ) después me imaginé en esa limunsina a Maduro ( en enclenque ; ) que imágen má estupenda ver aparecer esa tanqueta fulminante al final jaja pero aunque esa frase del tema de Quique González le va de miedo a la historia y a la foto ( por los edificios es de una ciudad sajona o normanda… me encanta esa oscuridad brillante en la que está envuelta ; ) me retumbaba la canción en la cabeza mientras te leía y … no, ese tema no le pega nada a este texto … ¿ tú eres tipo Quique? jajaja su voz así como desganada, su pintilla de buena gente .. eso sí que me pega para ti…
    Tenía que decírtelo jaja espera.. un segundito ; ) ​

  9. Me encanta esa canción, en cuanto te leí sabía por donde ibas. Me encanta cuando Quique empieza a tirar frases que cada una parece una historia por si sola y nunca sabes muy bien dónde quieren llevarte…

    Tienes razón, ese texto y esa frase no pegan nada, puse que era de Quique porque no quería robarle, pero es cierto que en la canción deben de hablar de otro tema. Es una canción que nunca he entendido muy bien, pero al escucharla pensé: algún día haré un texto que comience con esa frase…

Leave a Reply

Your email address will not be published.