leer,  mirar

somos historias

Las historias no arreglan nada ni salvan a nadie, pero quizás hacen del mundo un lugar más complejo y a la vez más tolerable. Y a veces, sólo a veces, más hermoso. Las historias son un modo de sustraer el futuro del pasado, la única forma de encontrar claridad en retrospectiva.

Valeria Luiselli. Desierto sonoro.

Me gustan las personas que cuentan historias, las que son capaces de ver algo desconocido y no salen corriendo en dirección contraria. Se acercan sin miedo a ese algo y lo atrapan por las patas traseras para observarlo y poder contar lo que han visto a los que aguardaban a la entrada de la cueva.

No podemos culparles si a veces transforman esas historias cuando las repiten, una y mil veces, al calor del fuego. Añaden y quitan momentos, aparecen nuevos personajes y moralejas y acaban convertidas en algo completamente diferente.

Sólo las mejores de esas nuevas historias sobrevivirán, saldrán al mundo convertidas en otros relatos y vivirán en otras bocas que las volverán a contar al calor de otras hogueras, frente a otras personas y en otros lugares.

Esas narraciones viven con nosotros aún sin saberlo. No las contaron nuestras madres y abuelos, las escuchamos a veces a escondidas, a veces camufladas en forma de lección y otras como una penitencia. Se fueron acumulando en el subconsciente creando capas geológicas de enseñanzas, consejos y supersticiones hasta formar parte del Talmud sobre el que construimos nuestra existencia. También son una forma de hacer soportable la realidad, de dotar de sentido y finalidad al caos que nos rodea.

Las fotografías son otra forma de narrar una historia, pero es una forma tramposa porque son relatos inconclusos, sin inicio ni final. Una fotografía es la página de una novela que abrimos al azar y de la que imaginamos el resto del argumento sin leer nada más.

En esa pequeña trampa vive también la fuerza de las fotografías. En ellas se cuentan tantas historias como espectadores porque, como en el río de Heráclito, nunca podemos ponernos dos veces ante de la misma fotografía.

17 Comments

  • Mento

    Tengo programado un post desde hace unos días para las doce de la noche que se parece mucho a esto que cuentas, con la diferencia de que yo no tengo ni idea de fotografía.
    Me ha gustado muchísimo leerte hoy. Quería que lo supieras. Y también me encanta la fotografía, se parece a alguien que conozco 😉😋🤪 jejeje… 😘.

  • Paloma

    Las historias nos ayudan a entender el mundo y también a nosotros mismos, nos permiten sentirnos menos solos, nos abren la mente, nos dejan vivir otras vidas en otros espacios y tiempos.
    Sería espantoso un mundo sin ellas.
    La fotografía también cuenta mucho con su propio lenguaje, no es que sea tramposa es que capta el instante y a partir de ahí cada uno crea su propia versión.

  • Alma

    Nunca nuestra mirada será la misma, creo yo, porque el momento será diferente y, por ende, nuestras circunstancias y nuestro modo de ver el mundo.

    Un beso.

  • Mucha

    Hola querido Buen texto
    Pensa solo en el hoy.No te vayas al despues
    Reite y mira lo que a mi me comentan
    Riamos de todo la vida se va en un vuelo
    agarra mimano y volemos

  • Toro Salvaje

    Apenas queda gente, o al menos yo no conozco, que sepa contar historias.
    El más grande que conocí fue un ciego de un pueblo donde yo veraneaba de pequeño.
    Se sentaba en la terraza del café y empezaba a contar historias… y poco a poco se arremolinaba la gente a su alrededor… cuando se cansaba y se iba a su casa nos quedábamos todos con ganas de más.
    Las fotografías para mí siguen siendo magia, capturan tiempo y se lo roban al olvido.

    Saludos.

  • Beauséant

    Muchas gracias, **MENTO**, tampoco tengo claro que yo sepa mucho de fotografía. Como todo en la vida, depende de con quién te compares… Supongo que como todo en la vida, ¿no?, no somos ni buenos ni malos en nada, somos mejores o peores que alguien 😉

    Así es, **PALOMA**, lo has explicado a la perfección, son formas diferentes de explicar la misma realidad y de buscar respuestas. Supongo que, al final, cualquier cosa que tenga que ver con el arte consiste en eso, en buscar respuestas. Quizás al hablar de trampas puse un peldaño por debajo a la fotografía, pero no era mi intención (ni mucho menos)

    Exactamente eso pasaba con el río de Heráclito, **ALMA**, no solo el río, por su propio curso tiene otras aguas en su cauce, es que nosotros, al bañarnos en él, también salimos cambiados. Al ver una fotografía ves una historia, un mensaje, si vuelves a verla, tu mirada ya no es la misma, ha cambiado…

    Perdona, **MUCHA**, hacía tiempo que mi sistema no hacía cosas raras con los comentarios, por suerte siempre logro recuperarlos 😉 Vivir el instante siempre es una gran idea, una máquina de fotos que sólo nos deje sacar fotos del futuro, me gusta..

    Y, a veces **ALESSANDRINIMARIAMARIA** en ese segundo cabe una vida entera, ¿verdad?

  • Beauséant

    Es que parece fácil **TORO SALVAJE**, hasta que intentas contar alguna 😉 Tienes que saber mantener los tiempos, la tensión justa y desarrollarlo de forma que deje con ganas de más.. Escribir es un un poco, un poco, más fácil porque tienes tiempo de moldear las cosas, no tienes un público en directo.. Tienes razón, no es nada fácil… Y sí, las fotos siguen siendo magia, da igual lo que diga el manual de mi cámara 😉

  • Jo

    Nos quedan las historias plasmadas en fotos como rompecabezas en forma de minificción por si nos traiciona que hasta recuerdos los olvidemos

  • ge minúscula

    Lo mágico de las fotografías es que cada cual puede contar la historia que le plazca, imaginar cosas diferentes o de gustos análogos pero cada cual la suya propia, incluso la mentira sería aceptada por buena.

  • Beauséant

    Son un rompecabezas, **JO**, me gusta tenerlas en papel y, de vez en cuando, vuelvo a ellas y siempre veo algo distinto. Son historias, **GE MINÚSCULA y, como bien dices, no es posible saber si son verdad o mentira… Lo cierto es que tampoco me importa, sólo me interesa que la historia sea agradable de escuchar y de creer, con eso me conformo 😉

  • Tracycorrecaminos

    Las fotografías , como tú dices, son otras formas de contar historias. A mí me fascina porque deja al espectador que sea coautor de ellas.

  • Carmen

    Mi abuela era una gran contadora de historias,me quedaba horas escuchándola y mi madre me regañaba por llegar tarde a casa.Años después yo aún me sentaba a escucharla y se me hacían las tantas.
    La fotografía utiliza otras herramientas,otro lenguaje…que también atrapa.
    Esa imagen si es tuya : felicidades,porque es una pasada.Da cosa ver la Rolleiflex por el aire!

  • Beauséant

    Es un buen pensamiento, **TRACYCORRECAMINOS**, por desgracia creo que estamos un poco saturados y pocas fotos se quedan en la retina más allá de un desplazamiento de pantalla.. (yo también soy culpable de esa saturación, claro)

    Es otro lenguaje, otra visión y otro todo, **CARMEN**, pero en el fondo intentan cumplir el mismo objetivo.. la Rollei y la foto son del artista ™ 😉 y, aunque con todas las precauciones, sí me dio algo de miedo hacer la foto…

Leave a Reply

Your email address will not be published.