Party’s over

La fiesta empezó. Era el momento de los cuentos y del mundo al revés… “Pasen y vean”, gritaba el gorila de la puerta. La niebla artificial anuló lo que pudó ser verdad. Lo que creí un corazón de cristal resquebrajado era sólo un cubito de hielo deshaciéndose en el suelo; lo supe cuando se me inundó la voz mientras mi mano le decía “corazón, dicen que el tiempo todo lo-cura”.

The party’s over. Era la hora del triple salto mortal. Justo cuando estaban a punto de echarme del local por dibujar en la pared con mi barra de labios aquella maldita ola que acabó anegando gargantas y oxidando las miradas de hojalata de todos los presentes.

Fue una lástima. Aunque nadie lo sintió demasiado.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

23 thoughts on “Party’s over”