• leer,  mirar,  postales desde Periferia

    una luna inmensa

    Una luna inmensa y plateada nos recibe en el camino de vuelta a casa. Te veo dormida a mi lado, encogida en el asiento del copiloto con el ceño fruncido y el puño apretado cerca de la boca. El sueño de una niña que pelea contra fantasmas sin rostro. Hay un velo que cubre tu mirada, los restos de una antigua luz que sólo puede alcanzarte en la oscuridad de tus pesadillas. No puedo ayudarte a escapar, en nuestras pesadillas siempre peleamos en soledad. Muevo un poco el hombro para despertarte y durante un instante contemplamos sin palabras un pequeño…

  • leer,  mirar

    metástasis

    Si esperas el tiempo suficiente todo se pudre, se hunde o se derrumba y siempre lo hace empezando desde el exterior. De la periferia al centro, ese es el camino de la derrota. Un pequeño cambio en la frontera, un…

  • leer,  mirar,  postales desde Periferia

    tulipanes

    El día empieza mal. Ha llovido, una lluvia de ciudad, amarillenta, sucia. Una lluvia que no limpia ni purifica y sólo trae el reflujo de las alcantarillas llenas de nuestros desechos, de todas esas cosas que no queremos ver pero…

  • leer,  mirar

    es el progreso

    Aparecieron las máquinas después de las lluvias como una manada de extraños depredadores. Rugían enfurecidas y movían sus fauces abiertas articulando ruidos en un idioma que quizás sólo ellas entendían. Allí estaban, surgidas de la nada y avanzando cubiertas por…

  • leer,  mirar

    pasajeros accidentales

    Los perros son excelentes copilotos, nunca se quejan sobre la manera que tienes de conducir, saben elegir la música adecuada para cada momento y tienen un sexto sentido para detectar los mejores lugares donde comer. Los gatos son conductores, no…

  • leer,  mirar

    cambio de sentido

    Llega una edad en que comprendes que ya no es posible realizar un cambio de sentido en tu vida. Has jugado tus cartas, has puesto las apuestas sobre la mesa y ya no hay forma de poder retirarse... Su voz…

  • leer,  mirar

    en manos del azar

    Cuando empecé con la fotografía era relativamente sencillo tener las cosas bajo control. Las fotos se plasmaban en una tira de acetato a la que llamábamos negativo y después, con gran disciplina, me encargaba de escanearlas en el ordenador donde…