• leer,  mirar

    el perdón

    El día que vi aquellos tres buitres sobrevolando el panteón familiar supe que todo lo que me habían contado era cierto. Las viejas profecías desgranadas al calor del fuego, los silencios que llenaron mi vida, las miradas cruzadas que nunca había llegado a entender… todo en mi vida parecía el preludio que desembocaba en ese preciso instante. No podemos escapar de lo que somos, era la frase favorita de mi madre que ahora vuelve puntual a mi memoria. El destino se había sellado con un portazo ante mis narices y ya no quedaba nada entre los rescoldos de mi antigua…

  • leer,  mirar

    no camiño

    Curiosidad numero ocho: Dicen que si logras terminar el camino de Santiago todos tus pecados veniales quedan expiados. Estaba escrito al margen de uno de los folletos que repartían al inicio y no pudo evitar una sonrisa cínica al leerlo.…

  • leer,  mirar

    una tristeza dulce y pegajosa

    A veces comenzamos cosas aún sabiendo que se nos morirán en el camino. Lo hacemos como una forma de decirnos que el cambio posible, que no estamos predestinados. Esta vez lo lograremos, nos decimos, y no necesitamos nada más que…

  • leer,  mirar

    azogue

    Crecí en una casa sin espejos. Mi tía y hermana de mi madre los había arrasado todos con barbitúrica precisión. En ellos vive la muerte, nos dijo a modo de explicación, escondida en las esquinas, entre esos gestos tan comunes…

  • leer,  mirar,  otra vida

    fuimos soldados

    Nos habíamos convertido en relojes parados, tristes objetos decorativos sin una función real. A nuestro alrededor, todos los que hasta hacía poco formaban nuestro irreductible grupo de amigos parecían saber que hacer con sus vidas. Era desolador, de pronto se…

  • leer,  mirar

    cosas que debí decirte

    Estuvimos casados cincuenta años y creo que nunca llegué a conocer a tu padre. Era como pelar una cebolla. A cada persona, en cada situación le mostraba una capa distinta, la que deseaban ver. Ese era él, un empleado serio…