• leer,  mirar,  otra vida

    salida 56

    La periferia es un lugar difuso donde la ciudad pierde su alma y sólo deja como rastro de su presencia las vías de entrada y salida. Carreteras y autopistas con forma de arterias grises que nutren al viejo y podrido corazón de la metrópoli con ruido, con luces… con otras vidas. El asfalto es un lugar de paso, un simple medio para llegar a un destino. Por la noche desaparece y en su lugar los coches forman líneas de pura luz: estrías blancas para los que regresan a la periferia, estelas rojas para las huidas. Esas líneas luminosas marcaban el…

  • leer,  mirar

    el viaje

    Nos prestaron unos mapas rodeados de abismos, borrosos por el paso de los años y manchados de todas las manos que los habían tocado. Señalaron un punto imaginario sobre ellos al que llamaron Norte y nos desearon buena suerte después…

  • leer,  mirar

    pero el amor, esa palabra

    Los enamorados salen a la noche con los ojos inyectados en sangre y un puñado de poemas arrugados en los bolsillos. Empiezan a sospechar que han sido engañados, que los finales no serán nunca como en las películas que han…

  • historia, memoria,  leer,  mirar

    mensaje dentro de un reloj

    Esta mañana, al levantarme con el sueño pegado a los ojos, he tirado al suelo un viejo reloj despertador. Un aparato de latón mellado que tengo de adorno porque hace tiempo que se quedó afónico y que ha ido pasando…

  • leer,  mirar

    ocaso

    Se nos puso el sol antes de tiempo. Un ocaso abrumador, inabarcable. Atemorizados, consultamos con todo tipo de astrólogos y adivinos en busca de una luz en medio de tanta oscuridad. Cuando se declararon perplejos recurrimos a una caterva de…

  • leer,  mirar

    volveremos al mar

    Recupero un par de fotos que quedaron pendientes del año pasado para agitarlas ahora como si fuesen un estandarte entre los restos de la batalla. En ellas he grabado una promesa, más bien un deseo, para este año recién estrenado.…

  • leer,  mirar

    territorio, segunda semana

    La nieve sigue ahí, negándose a ceder un milímetro de ese territorio ganado con tanto esfuerzo. Durante el día se desangra en infinitos riachuelos que bajan plateados calle abajo pero, al ocultarse el sol, cierra sus heridas con fiereza y…