leer,  mirar

un sueño pequeño y manejable

Mi primer contacto con la fotografía fue, como el de tantos otros, con una cámara heredada y carretes Ilford en blanco y negro. No recuerdo el motivo de usar esos carretes pero siempre fui fiel a ellos, supongo que alguien a quien admiraba los usaba. Aún hoy creo que el éxito se esconde en repetir los viejos rituales de los que llegaron primero.

Soñaba con ser fotógrafo y con irme del barrio donde crecí, creo que eso era todo. No recuerdo momentos felices en aquellas calles que tanto fotografié. Tampoco tristes, eso es cierto, recuerdo esos años como un enorme vacío en blanco y negro.

Todos mis planes consistían en huir de allí, así lo veía entonces, como una huida, como una especie de traición al futuro que me esperaba. Con huir de allí y con tener una pequeña habitación donde poder revelar mis fotos. Así de pequeños y manejables han sido siempre mis sueños.

Cuando apareció la fotografía digital la abracé con entusiasmo y abandoné el blanco y negro. Estaba extasiado con esos colores tan vivos y brillantes que aparecían al pasar las fotos por la magia del ordenador.

Debe ser cierto que todas las vidas tienen algo de trampas circulares porque, tras ese largo paso por lo colores, he seguido usando el blanco y negro en muchas fotos. La mayoría de ellas parece que salen así, en blanco y negro, desde la cámara. Como si el acto de simplificarlas al máximo quitando los colores le otorgase otra vida, otros significados.

Nunca tuve aquel cuarto de revelado soñado en mi adolescencia ni logré escapar muy lejos del barrio de mi infancia. Mis sueños siguen siendo pequeños y confortables, algo que debería ser fácil de alcanzar, a punto de tocarlos con la punta de los dedos, pero siempre parecen encontrarse un paso por delante de mi realidad.

16 Comments

  • mento23

    ¿Has usado las dos imágenes cómo los extremos al texto? No sé, la primera tiene mucha velocidad y la segunda pareciera que estás dando el último latido bajo el follaje… como un instante eterno y parado.
    Imagino que esas son las cosas fantásticas que hacen los fotógrafos con una cámara. Mostrar. Hacer que veamos. Puede que solo sea que a todos nos pasa un poco igual, con la diferencia que algunos arriesgan más tras sus sueños y o se estrellan o lo consiguen, y otros deciden arriesgar menos. Supongo que todo debe ser correcto desde alguna perspectiva. Ni idea, yo siempre busco las fisuras que desentonan y por donde escapar un poquito más de la realidad.
    La segunda fotografía me da un miedo de cojones. Y un ansia de escarbar que te cagas…

  • Beauséant

    Cuando hago estas cosas, MENTO23, las tengo muy claras en mi cabeza y luego, bueno, nunca recuerdo lo que quería decir 🙂 En este caso creo que sí, que quería poner los dos extremos, pero no tanto en la velocidad como en lo que comentaba que sucede al pasar las fotos en blanco y negro en dos fotos que no tienen mucho que ver.

    En la primera el blanco y negro da la misma textura al cielo que al mar, de alguna forma los fusiona y el punto de fuga parece unirlos en uno. En color eso es algo que no sucedería, para mi sería una foto, “más normal”

    En el caso de la segunda sucede algo parecido, esa mano que aparece entre la vegetación como si fuesen una especie de frutos extraños, al estar en blanco y negro lo convierten en parte de la vegetación, no es algo que resalte, que en seguida se vea como algo ajeno a la composición.

    Al final, como bien dices, las cámaras de fotos permiten contar historias… Es extraño lo que comentas de las perspectivas, porque hace tiempo que he empezado a pensar eso mismo, que todo lo que nos resulta raro o incluso incorrecto puede ser, desde alguna perspectiva, algo correcto. Cada vez me cuesta más poner fronteras 🙂

    Y sí, la segunda foto quería dar un poco de miedo 😉

  • Krudo

    Muchas veces no necesitamos sueños inalcanzables para ser felices, concuerdo contigo muchas veces las fotografías merecen estar en blanco y negro, demuestran algunas cosas que los colores le quitan, estoy contigo solo que yo agarré la fotografía ya grande, pasados los 20 años aunque apenas pasando los 30 compré equipo dedicado a ello, mi sueño era trabajar y vivir en el barrio, nunca me gustó mi barrio pero me gustaba vivir ahí (y eso que es una zona muy peligrosa), pero la vida me ha llevado a diferentes lugares, 3 estados de la franja del golfo de México y en el estado de Jalisco, después hace año y 5 meses vivo en un pueblo de 5 mil habitantes, deje la corbata y el traje sastre, lo cambié por botas de trabajo, dejé las escuelas y ahora trato con árboles de mango, dejé las temperaturas promedio de 20 grados por temperatura de 35 grados sin ser costa…

    Así como me gustan tus escritos, también me gustan tus fotografías, muchas expresan algo, nostalgia, alegría, etc..

    Te dejo un abrazo plagado de sueños…

  • Toro Salvaje

    Caminamos y caminamos hacia algún lugar idílico al que nunca llegamos.
    Bueno, yo creo que ya he dejado de caminar. Hace tiempo que no persigo nada porque intuyo que es imposible alcanzar lo que no existe más que en la imaginación.
    Sin saber de nada fotografía te digo que las fotos en blanco y negro son mis preferidas… es como si el que las ve pudiera colorearlas a su antojo.

    Saludos.

  • Luz

    Siempre fuiste fotógrafo…. Me maravillan los que ya nacen con un don que se manifiesta de forma natural sin saberlo.

    La niñez, el barrio, los sueños de cambiar y siempre con una cámara.
    Del blanco y negro al color, del color al blanco y negro. Los años y caminatas cortas.

    Los grises, las luces y los reflejos donde se expande la grandeza en la primera fotografía y en la segunda toda una historia para recrear, para dar vía libre a la imaginación.
    Desde un pasaje de terror hasta algo más filosófico: la interferencia e invasión de un elemento diferente, de un trozo de vida distinta avanzando agazapada en medio de otra que no puede moverse…
    Qué lujo comunicarse como lo haces tú.

  • Beauséant

    Es cierto, KRUDO, pero, no sé. A veces parece que necesitamos una lucecita que no podemos alcanzar pero que nos tenga en movimiento con su sola presencia, ¿no? En tu caso parece que has perseguido muchas de esas luces y eso me parece muy bonito. Habrás estado en situaciones peores o mejores, pero no has dejado de buscar, de intentar encontrar ese algo que te impide quedarte quieto. Mi vida es mucho más tranquila, he ido tomando las cosas como vinieron y muchas veces no me he planteado si había otras mejores o peores… A veces la vida es eso, ir viendo como salen las cosas..
    Gracias por el abrazo.

    Esa es la otra opción, TORO SALVAJE, si has llamado a muchas puertas y todas te salen cerradas, quizás es que no existan las puertas abiertas, quizás todo sea un llamar a puertas que nunca se abren.. No sabría decirte en que fase estoy ahora mismo, supongo que depende del día… Y sí, las fotos en blanco y negro te obligan a mirarlas, a pensarlas un poco más.

    La fotografía, LUZ, es una herramienta muy buena para la gente que no es muy sociable 🙂 es la excusa para estar un rato a solas… a veces sales con la cámara y no haces ninguna foto, pero sales y no te hace falta ir con nadie más. Muchas gracias por tus palabras, creo que te lo he dicho alguna vez, pero, como dice tu nombre, iluminan mucho 🙂 ayudan a seguir probando, intentando encontrar la foto y el texto que me hagan un poco mejor.

  • Luz

    Supongo que sucede con el arte y suele pasar con la ciencia también, la necesidad de… no sé bien como explicarme, de salir cada tanto de lo compartido para reencontrarte y volver a contemplar y compartir o no con tu esencia. Y el objeto en el que te apoyas puede ser una cámara, un boli, un pincel, una tecla, una cuerda, un microscopio, la soledad, el silencio… (demasiado rebuscado seguramente 🙂)

    Tienes tanta sensibilidad y honestidad que no podría considerarte poco sociable para nada.
    Es hermoso ser Luz cuando se recibe Luz como la tuya en cada post.

  • Nuria Ruesta Zapata

    ¡Hola, Beauséant!
    Me ha encantado lo bonito que escribes. Tienes mucha sensibilidad y eso lo transmites a la hora de captar con tu lente aquellas hermosas fotografías que compartes. Por otro lado considero que los sueños se vuelven realidad si los deseas con el alma y el corazón, lo digo por experiencia. De niña quería ser una gran pintora e irme a San Luis de Potosí en México, porque mi papá me compraba una revista que venía desde allí y te vendían todos los elementos que se necesitan para pintar. Woow, era fabuloso. Desgraciadamente mi papito falleció y con él también se fue ese hermoso sueño. Actualmente soy abogada, pero uno de mis pasatiempos es pintar en cajitas y otros objetos de trupán. Mis hijos me dicen que me quedan muy bonitas y cosas de la vida, cada uno de mis hijos pinta muy bien.
    Sigue adelante haciendo lo que te hace feliz. Gracias por compartir tu sentimiento y nunca dejes de luchar por tus sueños.
    Te envío un fuerte abrazo desde mi Perú.
    Bendiciones.
    Nuria.

  • Anonymous

    No entro a valorar si los sueños son pequeños y alcanzables. Si llegamos a alcanzarlos o no. Si son confortables…

    Pero valoro que siempre haya sueños por delante… A un paso, o dos, de mis realidades!

    Un saludo.

  • Beauséant

    No lo había visto así, LUZ, para mi el arte y la ciencia siempre han vivido cada una en su lado del ring, mirando con desdén a su oponente. Pero es verdad que ambas parten de esa necesidad que comentas. Es hecho un bonito tirabuzón, nunca se me habría ocurrido… Y muchas gracias por tus palabras, de verdad ..

    Pensaba llevarte la contraria, NURIA RUESTA ZAPATA, con eso de que los sueños se cumplen, pero al seguir leyendo tu comentario me he dado cuenta de que llevas razón. Quizás el SUEÑO, así en mayúsculas, no se cumpla, nuestros trabajos vivirán muy lejos de lo que queríamos y nuestras vidas estarán llenas de ausencias. Pero es cierto que esos sueños no mueren, toman otras formas, viven en otros sitios. Tu sigues pintando, yo sigo haciendo fotos… en el fondo eso era lo importante, ¿no? Gracias por recordádmelo, es fácil olvidar algo que tienes todos los días al alcance de la mano.

    Para mi esa es la clave, ERNESTO, tener sueños y que vayan siempre un paso por delante de nosotros. Que siempre parezca que los alcanzas en la próxima curva pero que se vayan justo al final. Así no dejas de moverte, de intentar… de pelear 🙂
    (alguna vez he estado a punto de quitar los anónimos, pero creo que tienen derecho a opinar)

  • Gabiliante

    Es obvio que hay que tener sueños o objetivos, o algo en que pesar y como alcanzarlo, fantasear con conseguirlo. Si , por desgracia lo consigues, luego te das cuenta de que no era para tanto. Y si no lo consigues, te cansas o lo aborreces. En ambos casos, viene lo más horrible: buscar otro objetivo. Estos objetivos ( me refiero a metas, no a los de las cámaras de fotos) , cada vez son más dificiles de fijar, porque muchas cosas, cada vez más, ya no nos ilusionan.
    De fotografía no entiendo,pero la segunda, me parece que el pobrecillo, está a punto de alcanzar un objetivo.
    Saludos

  • Beauséant

    Ahí nos perdemos y nos ahogamos, JOSÉ A. GARCÍA, y ya es casi imposible salir, sí…

    Algo así como burros tras la zanahoria, ¿verdad?, GABILIANTE, lo que pasa que es una zanahoria que no nos pone nadie, nos la ponemos nosotros mismos ante los ojos y no hacemos que ir detrás de ella. Como decía alguien en el pueblo de mi padre, el burro no es idiota, de vez en cuando tienes que dejarle coger la zanahoria porque en caso contrario se acaba por parar… Nosotros si debemos serlo, porque corremos siempre aún sin alcanzarla.

    Lo que comentas creo que se puede hacer de varias formas. Mira si te deja añadir una entrada de tipo Feed y pon la url:
    https://www.elartistadelalambre.net/feed/

    También admite RDF y atom:
    https://www.elartistadelalambre.net/feed/atom/
    https://www.elartistadelalambre.net/rdf

    Tampoco es que yo entienda mucho de esto 🙂

  • ArtuR

    la fotografia en blanco y negro parece tener vida pròpia, como dices, algo que dificilmente consigue el color. La escena que se consigue resulta muy distinta i en tu última fotografia se ve perfectamente. Felicidades !.
    Y bueno debe ser, tener los sueños a punto de tocarlos, pero sin acabar de llegar a ellos… nos anima a seguir trabajando.
    Saludos.

Leave a Reply

%d bloggers like this: