leer,  mirar

The year of the cat

yearofthecatLas palabras nunca fueron suficiente… Después, después ya es tarde para casi todo. Demasiados verbos en confuso pasado. Y el café, y las complicadas conjeturas que creí a ratos leer en sus posos, y el frío… aquel frío que me subía desde los pies a la cabeza. Escuchaba una y otra vez aquella canción que me prestaste… the year of the cat… y algo en todo aquello me decía que nunca volvería a jugar en el equipo campeón… nunca…Años meticulosamente equivocados, o asomarse a la terraza y agarrarse fuerte al pasamanos de los viejos fantasmas, o acariciar una balaustrada de frases que nunca se han dicho y tan necesarias eran. Ya pasó, me digo… pero algunas llamadas llegan tan tarde que uno, de pronto, es consciente de que el tiempo existe y de que lo único que ha hecho hasta ahora ha sido perderlo. Ahora llueve suave sobre el alma. Lloro como si me lloviera, desde detrás, el alma. . Lágrima seca. Sensación disipada. Dolor yerto. Ansiedad de aire. Final líquido… o no. Silencio, no hay que llorar.

La foto del inicio no es nuestra, son los ojos de criatura excepcional tomada por su dueña, otra criatura excepcional… A la que, por cierto, no hemos pedido permiso para ponerla (seguro que sabrá perdonarnos)… Gracias Koffe!

13 Comments

  • polilla

    Mi dueña considera que, a cambio de marcar con mis uñas su sofá, tiene copyright sobre mis fotos. Sabe que me vengo y con más dureza lo haría si no me quisiera tanto. Confieso que me ha encantado verme en vuestra página. Por cierto: porqué no hay que llorar?.

  • Beauséant (de guardia)

    oey pues ha quedado guapa la foto y todo, eres una gata muy fotogenica 🙂

    pr qué no llorar, buena pregunta, yo estoy aquí de guardia, y no sabría que decirte.. quizás porque no sirve de nada, o quizás porque a nadie le importa…

  • koffee

    Un mundo lleno de desafíos nos espera y no podemos permitir que nuestro círculo vital nos atenace y reduzca todo a ojos sin lágrimas y pulmones sin aire. En esta lucha el adversario no puede cruzar la línea y luchar desde nuestro interior. Me han dicho que la autoestima acaba con él: voy a probar.

    Gracias a vosotros!.

  • Isthar

    “…pero algunas llamadas llegan tan tarde que uno, de pronto, es consciente de que el tiempo existe y de que lo único que ha hecho hasta ahora ha sido perderlo.”

    Ante verdades como esa, sólo puedo asentir con la cabeza.

    El tiempo pasa aún cuando nosotros nos empeñemos en detenernos.

    Un abrazo muy fuerte

  • AngelCaido

    ¿Existiría el tiempo si no fuéramos conscientes de su paso?…
    El tiempo es un fluido en el que todos navegamos, unos se empeñan en moldearlo, intentando engañarse a si mismos y cuando despiertan de ese sueño – quimera, la evidencia los aplasta sin piedad.
    Yo prefiero adaptarme a él, fluir en su compañía y de vez en cuando girarme y recordar mi infancia o soñar con hazañas imposibles de conseguir, simplemente por que ya pasó la ocasión.
    El tiempo no es el enemigo, somos nosotros mismos mirándonos a un espejo buscándonos sin descanso…

  • Alvaro

    El tiempo pasa siempre escurriéndose entre nuestras manos. El tiempo siempre se convierte en lo que más deseamos y menos tenemos, por cada instante es pasado, y el siguiente ya es futuro. El tiempo…. Un saludo.

  • Eloísa

    Acabas de darme con el vinilo en un ojo.
    El tiempo corre inexorable a nuestro lado así que sólo nos queda verlas venir. Puede ser que nuestros lloros sean innecesarios o que al resto les importe un comino, trgarse las lágrimas no siempre es suficiente.
    Las llamadas llegan cuando menos se lo espera uno, por eso siempre hay que estar preparado para dar la respuesta acertada.

  • Estraidel

    Ah, los “nunca”, las lágrimas, el tiempo…

    transformar un episodio quemado en algo fresco o dejar pasar el desencanto, las desventuras, para seguir en cada fotograma, sin más tribulación que la de no poder volver a esos instantes de la infancia, cuando éramos libres.

    Aprecio su escritura, Beauséant.

  • Para,creo que voy a vomitar

    Cómo que no hay que llorar? Entiendo que lo de la lágrima seca es duro, mucho más duro que la líquida. No hay que llorar si te has pasado media vida llorando, no hay que llorar en público si no te apetece, no hay que llorar si no te sale, pero si no lloras se van resecando por dentro, y ahí está lo jodío.

    Y el tiempo está ahí para, en vez de ejercer de pañuelo, tirarnos tierra a los ojos para que nos lloren! Será…

    Saludos.

  • Beauséant

    me gusta la idea koffe, me gusta, los enemigos interiores son invencibles, no puedes dejar que entren…

    el tiempo isthar, el tiempo, lo es todo, a veces amigo, otras compañero en la derrota, peor siempre presente como un verdugo, o como un viejo amigo… Yo creo, angelcaido que el tiempo si existe, aunque te empeñes en ignoralo, el tiempo es el mirar hacia atrás, el ir notando como tu cuerpo, tus ideas cambian.. Puedes ignorarlo, pero él no te ignora a ti… O si prefieres, usa la versión de Alvaro, es una forma más elegante de decirlo 🙂

    Las llamadas llegan cuando menos se lo espera uno, por eso siempre hay que estar preparado para dar la respuesta acertada.. esa es muy buena Eloísa, pero es complicado estar siempre buscando respuestas para preguntas que quizás nunca llegan…

    Hey estraidel para esos escribimos ¿no?, para cerras las cosas y poder darlas carpetazo…

    Ya sabes, para que voy a vomitar, muchas veces no queda más remedio que mantener la compustura, levantar el estandarte y hacer como si no pasase nada.. orgullo que lo llaman, a mi me gusa más otra palabra.. dignidad…

    gracias Beauséant de guardia por cubrirme en mi ausencia…

  • Zebedeo

    ¿Has perdido el tiempo? ¿Dónde? ¿Has denunciado su desaparición? ¿Das recompensa a quién lo encuentre? ¿Ya has puesto carteles de “se busca” en todos los sitios? 🙂

    Yo también pasé una buena temporada escuchando “The year of the cat” de Cat Stevens 😉

  • Danelí

    a veces, simplemente la llamada nunca llega, y entonces llorar, con ojos de mujer o con ojos de hombre sabe a lo mismo y el cuerpo se empapa, desde dentro y hacia afuera, y también viceversa

  • la chica triste de la parada de autobús

    Ningún comentario por el momento, sólo un saludo para decir que me alegro de que exista este proyecto y que, aunque en silencio, lo sigo 😉

Leave a Reply

Your email address will not be published.