leer

Inmaculada

A las 5 de la madrugada, tras sumergirme y emerger repetidas veces en el traveling de tu mirada, el desgastado vértice de nuestros DNI aconseja que admitamos el clamor de la falsificación de nuestras palabras y regresemos a nuestras respectivas casas… como mochuelos a sus olivos…
Obedientes… tal vez vencidos… aceptamos que del suntuoso trajín entre nuestros cuerpos no queda más que el extrañamiento que desprenden las habitaciones recién desamuebladas…
Abandonas… abandono… abandonamos… no sé si el paraíso o el infierno, con la certeza de deshacerme de una incómoda presencia que me juzga sólo por lo torcido de mi coran..

Vuelvo a casa con firmes propósitos de abstinencia, cagándome en esta puta ciudad en la que en cada esquina alguien besa a alguien y todos los espejos de todos los aseos están siempre empañados… Así no hay manera… pasar a la acción y enmendarse es un auténtico suicidio…


Thu Apr 17. Si un servidor cae en medio de Internet y no hace ruido… ¿ha caído de verdad?… Si una empresa te deja sin servicio y no te da una explicación… ¿de verdad te han dejado sin servicio?.. ¿Es el último disco de Lapido un disco de Rock (además de una obra de arte)?… Y el de los Divago, ¿es simplemente perfecto?… En fin, preguntas, ustedes ya saben.

Disculpen las molestias, de haberlas, y después de este breve pero intenso parón esperamos volver a la (a)normalidad.


14 Comments

  • Dr. Durden

    Nos complicamos la vida. Hacemos imposible lo posible. Nos empeñamos en malgastar nuestro tiempo imaginando falsas vidas. Realmente, no sabemos lo afortunados que somos. Ese es nuestro destino.

  • Beatrix

    “me juzga sólo por lo torcido de mi corazón”, si, por favor vuelve a la anormalidad que la vida normal es aburrida y suicida, como decía mi amiga Eva cuando le preguntaban algo absurdo: “ni loca que no estuviera”

  • gaia56

    Conozco el momento y la sensación. Tal vez cumplir el rito de la no abstinencia no sea mas que no ceder a la necesidad de sentirse vivo a través de una piel ajena que nos acompaña. y ¿por qé renunciar a ello?
    Muy buen texto.

  • Elena -sin h-

    A las cinco de la mañana no quedan palabras sinceras ni esquinas sin besos en ninguna ciudad del mundo. Antes es imposible encomendarse sólo al corazón y pasada esa hora, es demasiado tarde para la razón.

    Genial ese rojo dividido en el corazón 😉

  • Beauséant

    la abstinencia Lola Gracia a veces es necesaria para buscar la perspectiva, la maldita perspectiva que recuerda los años que llevas años haciendo el imbécil… Si, tienes razón, mejor no buscarla. Ahora que lo pienso, la explicación de gaia56 es cien veces mejor.

    Y, de saberlo Dr. Durden ¿Cambiaría algo?, somos capaces de ver más allá, o preferimos una vida complicada porque así parece más plena. La verdad, no lo sé. Tiene razón Beatrix, las vidas normales acaban siendo aburridas, y buscamos sacudidas controladas que nos den la sensación de movimiento.. de vida.

    Nos has pillado Nepomuk .Era un vano intento de doblegar a ese que siempre sabe imponer esas razones que nadie entiende.

    Sin duda cordelia pero ¿quién se la juega? Es decir, nadie nos garantiza el retorno ¿no?

    Mala hora Elena -sin h- , muy mala, y sin embargo es precisamente a esa hora cuando buscamos todo aquello que sabemos de antemano no encontraremos.. No tengo claro si es estupidez o costumbre 😉

    Sospecho gwynette que el pasado nunca es pasado. Le ponemos esa etiqueta, lo encerramos en papel de plata y hacemos como si no fuese a volver nunca, pero siempre sabe aparecer por la esquina más torcida de los calendarios.

  • Beauséant

    Dicen, Danieli, que la única forma de aprender de lo no hecho es la experiencia ajena pero, por desgracia, así nunca se aprende nada 😉

    Supongo que es una pregunta incómoda Miriam, a todos nos gusta poner etiquetas y no movernos de ahí.. Hasta esta nueva versión del WordPress te insiste una y otra vez para que pongas eitquetas a lo que escribes.. Un coñazo hija mia 🙂

  • ipathia

    Ya sabes: como siempre llego tarde.
    Y acabo de marcar la quinta estrella porque no hay más.
    Mi pregunta sería algo más que incómoda: el golpe iría directo al hígado… pero no. Correría el riesgo de hacer un gran ridículo, y a mi edad…

  • Rakel

    Vuelvo a casa con firmes propósitos de abstinencia, cagándome en esta puta ciudad en la que en cada esquina alguien besa a alguien y todos los espejos de todos los aseos están siempre empañados…

    GENIAL.
    Viaje con escalas a otros cuerpos.
    A otros mundos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.