leer,  mirar

volveremos al mar

Recupero un par de fotos que quedaron pendientes del año pasado para agitarlas ahora como si fuesen un estandarte entre los restos de la batalla. En ellas he grabado una promesa, más bien un deseo, para este año recién estrenado.

Volveremos al mar, a nuestros sueños y a todas esas cosas que no nos parecieron importantes hasta el momento en que estuvimos así de cerca de perderlas.

Volveremos al mar, dejad que me lo crea por un instante. El año acaba de empezar y aún tendremos muchos meses para reirnos de nuestra ingenuidad.

17 Comments

  • Krudo Macias

    Como regularmente se dice, despúes de todo siempre sale el Sol, esperemos que todo esto pase, que aprendamos, que dejemos de ser tan necios para que podamos decir “volveremos al mar”…

    Recibe un abrazo muy fuerte.

  • Beauséant

    Lo de que siempre sale el sol, **KRUDO MACIAS**, parece bastante claro, lo de dejar de ser tan necios lo veo complicado. Al menos en mi país, cada crisis ue tenemos logra sacar cada vez lo peor de nosotros mismos y cada vez un poco más que la anterior.

    Da igual las oportunidades otorgadas, **MYRIAM** , ¿Verdad?, siempre parece que nos comportamos de manera mezquina ante ellas….

  • Toro Salvaje

    Creo que la gente no tiene memoria o tiene memoria de pez.
    Antes de la pandemia los mares ya agonizaban envenenados por todo tipo de residuos.
    La economía en este país hacía aguas por todas partes. De hecho la pandemia lo ha enmascarado…
    Las desigualdades, las crisis climáticas, etc… bah, no quiero cansarme…

    La gente quiere volver a un mundo que solo existe en su imaginación desmemoriada.
    En cierta manera me recuerdan a la población alemana ante el ascenso de los nazis… no se enteraban o no querían enterarse.

    Saludoss.

  • Jo

    De acuerdo.
    Lo voy a tomar con una pizca de optimismo. Aunque bien es cierto que eso no está ni en mis genes ni a fuerza de cursos de couching.

    Es un trato
    Porque soy ingenua y porque tengo fe

  • Beauséant

    Creo que no queremos ver nada que nos haga cambiar, **TORO SALVAJE**, nos hemos vuelto demasiado cómodos y somos como esos niños que se tapan los oídos para no escuchar la bronca de los mayores.

    Gracias, **ÁNGELES**, me preocupan tus palabras, porque mi fe ya estaba bajo mínimos 🙂

    Me costo escribirlo, **JO**, porque una parte muy grande mi cerebro me decía que era un pensamiento naif… al final lo he dejado escrito como recordatorio para este año.

  • Anonymous

    Ay, ¡ qué nostalgia de mar!

    Preciosas fotos. Son muy bonitas esas flores rojas que crecen en los bordes.

    Espero poder volver, ojalá!!

  • Frodo

    Ojalá tu deseo se haga realidad y el mar nos parezca tan bello como en tus fotos.
    Soy optimista y creo que va a ser así (al menos a fin de año, en nuestra primavera-verano), pero como vos también soy crítico y creo que el que no aprendió nada de todo esto, no disfrutará de lo que se viene.
    Seguirá su vida normal sin enterarse de nada

    Arbazos, crack!

  • Beauséant

    Esas fotos eran el marco perfecto para la foto, **ANONYMOUS**, ni intento hacer un montaje habrían quedado mejor puestas… Ojalá, sí, ojalá

    Soy de esas personas, **FRODO**, que han tenido suerte (de momento) con todo esto, a nivel laboral y de salud no he tenido grandes cambios. Soy consciente de que eso es algo que no puede decir todo el mundo, por eso intento apartar de mi lado mi tendencia natural a verlo todo demasiado negro… pero sí, creo que aprender, lo que se dice aprender, no habremos aprendido nada de todo esto. Y es lo jodido del asunto, no pasa nada por fallar, no es un problema el caerse, el problema es que mañana repitas los mismos errores y vuelvas a fallar y a caer… y creo que en esas estamos…
    Un arazo.

    Toda la razón, **MUCHA**, ganas y corazón, a eso se reduce todo, ¿verdad?

  • kasioles

    Se dice que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra ¡Y mira que no acabamos de aprender!
    Nos hemos relajado de tal manera, que estamos cometiendo los mismos errores una y otra vez, yo me pregunto si tanto nos hemos embrutecido para no darnos cuenta de ello.
    Te dejo cariños, amigo mío y, aunque solo sea en sueños, ¡claro que volveremos a ese precioso mar azul!
    Kasioles

  • Maman Boheme

    He elegido esta entrada para comentar…(porque me faltan cientos de entradas tuyas para leer y comentarlas con tranquilidad) porque lo que más extraño de estar aquí en Buenos Aires es el mar. No sabes cuánto…
    Y tienes toda la razón, seremos capaces por una vez, de hacer las cosas bien, de entender lo que es importante y lo que no, de vivir todo lo bueno que tenemos, de cuidarlo, de apreciarlo…
    Ojalá. Y si te soy sincera yo me lo repito muchas veces.
    Ya sabes que no soy tampoco muy optimista pero al menos quiero hablar hoy por mi misma.

    Gracias por siempre estar.

  • Beauséant

    Dos veces y las que hagan falta, **kasioles**, nada que vaya en contra de nuestra comodidad… y, ojo, que me incluyo en eso también, tengo la sensación de que nadie es inocente… Muchas gracias 🙂

    Vivir cerca del mar, **Paola Vaggio**, creo que da una visión del mundo diferente, quizás sea una tontería, pero es algo que he pensado muchas veces.. Espero que lo recuperes pronto.. un abrazo.

    Es complicado ser optimista con ciertas cosas, **Maman Boheme**, porque ese acto de optimismo parece que atenta la mayoría de las veces con la realidad ante nuestros ojos. Es verdad que muchas veces podemos cerrarlos y fingir que todo va bien, pero no puedes vivir siempre con los ojos cerrados. Al menos yo no lo he logrado… aún.
    Me alegra tenerte de vuelta, eso seguro.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

%d bloggers like this: