Recuerdos

Cuando se siente perdido en medio de la noche el niño enciende cerrillas que le muestren el camino con luz insegura. El niño camina y camina sin encontrar nunca el rumbo correcto, y llega un momento en que las pequeñas cabezas de azufre escasean en el fondo de la caja. El niño, aterrado ante la oscuridad sin final que parece susurrar su nombre a cada paso, decide empezar a quemar recuerdos.

Muchos años después el niño, convertido en anciano por la fuerza del tiempo, llora al sentir la muerte rondando y no poder recordar si había sido feliz en algún momento de su vida.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

12 thoughts on “Recuerdos”