pequeños incendios

pequeños incendios
pequeños incendios
El pelaje de cualquier minino, sometido al sol de la mañana, acaba provocando una combustión espontánea irremediable cuya gravedad depende del tiempo de exposición y la intensidad del sol en ese momento. Los resultados, con demasiada frecuencia, resultan fatales para los pobres felinos que desconocen las normas básicas de comportamiento en caso de incendio y se limitan a recorrer la casa envueltos en llamas y prendiendo fuego a nuestras más preciadas posesiones.

Por suerte los mininos, al menos los mininos vivos, tienen un sofisticado mecanismo que les permite detectar justo a tiempo el momento de la combustión. Un gato que duerme al sol de la mañana y apenas unos segundos después salta y corre por toda la casa como si estuviese azuzado por el mismísimo satanás es un gato que ha estado a punto de salir ardiendo con catastróficas consecuencias.

En un informe publicado por la asociación de aseguradas domésticas de California plasmaban sus dudas sobre la gran cantidad de incendios domésticos atribuidos a fallos eléctricos. En un 75% de las casas en las que se produjeron ese tipo de siniestros había al menos un gato que resulto totalmente carbonizado. Además, citan textualmente informes de los equipos de extinción, encontraron trazas de fuego que, según sus conclusiones, no serían incompatibles con un felino en llamas corriendo despavorido por toda la casa sin comprender lo ocurrido.

Lejos de rechazar la compañía de tan dulces mamíferos lo que proponemos desde esta humilde página es aplicar unas mínimas lecciones de seguridad a nuestros felinos. De la misma forma que un minino podía perfectamente aprender a usar una cámara fotográfica (cómo fotografiar un micho) es sencillo explicarle el funcionamiento de un extintor a cualquier gato adulto.

De nuevo, el mayor problema al que nos enfrentamos es a la ausencia de pulgares oponibles para poder ejercer presión sobre el citado extintor. Eso, unido al ancestral odio que le manifiestan al agua, puede hacer muy frustrante el proceso de aprendizaje. Sin embargo, si algo valora un minino por encima de cualquier cosa es su propia vida. Unas pocas fotografías de felinos ardiendo, un par de vídeos de edificios en llamas y nuestro peludo amigo se convertirá en el mejor guardián de nuestro hogar.

pequeños incendios
pequeños incendios

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

11 thoughts on “pequeños incendios”