leer,  mirar

Día de feria

Qué sorpresa encontrarte aquí. Qué sorpresa porque algo hay que decir cuando el silencio atenaza, y se buscan palabras que impidan escucharnos. Pero por qué sorpresa, y no cualquier otra cosa en su lugar, al fin y al cabo nuestros mundos no son tan grandes como nos gustaría, y es fácil volver a caer en la tentación de los lugares comunes que puedes describir casi sin esfuerzo… El olor del aceite quemado flotando en el aire, contaminado incienso de templos paganos mezclado con el olor de las colonias caras y la ropa limpia. Actrices con el fracaso pintado en cada arruga anunciando perritos voladores que nadie oyó nunca ladrar ni, por supuesto, volar. Las chispas de los coches de choque y, claro, la noria. Contigo ahí arriba de nuevo en los diecisiete, batiendo palmas y gritando en cada subida. Y yo ahí abajo, niño gusano, niño hombre con los pies hundidos en el barro. Convertido en fiel guardián de mi vértigo, mi estupidez y tu bolso. Un bolso ya de mujer, tan insondable en sus profundidades como tu alma.

Siempre así, contigo flotando en las alturas ajena a todo, y yo hundido en la realidad de cada día. Dos contrincantes que esperan la derrota del otro, y viven cada uno en su esquina del ring, encontrándose de vez en cuando, casi sin querer, en el centro del cuadrilátero para intercambiar golpes cansados.

Poco a poco las luces van desapareciendo a nuestras espaldas en lenta formación, y el coro desafinado de cien altavoces se convierte en el hilo agónico colgando del último puesto por cerrar. Nos vamos cogidos de la mano mientras sorteamos en la penumbra los restos y las promesas rotas. Dejamos atrás, sin poder dejarlo del todo, el pringoso olor del aceite pegado en tu pelo…

16 Comments

  • Sherezade

    Yo siempre me quedo al borde de la noria guardándome el vértigo, quizás por eso tiendo a fabricar norias particulares donde me dé más miedo bajar que subir.

    ¿Quizás mejor eso que quedarte quieto?

  • la chica triste de la parada de autobús

    Quique González, Doctor Divago… sospecho que no soy la única que no puede evitar hacer suyas las palabras de otros … o al menos interiorizar ciertas expresiones 😉
    Gran texto, como siempre.
    Por cierto, hoy el cielo llora sobre esta ciudad como sólo él sabe hacerlo, pero no me importa porque desde hoy hay un ser más que me gusta en el mundo. ¡Saludos! 🙂

  • Zebedeo

    En la noria unos arriba y otros abajo, unos disfrutando y otros aguardando por no poder disfrutar. Es la historia de una vida, algunas veces estamos abajo y otras arriba. Muy bueno.

    Como decía Speedy González “ándale, ándale, arriba, arriba”

  • prazsky

    Una feria gris. Cerrada y apagada, casi sin vestigio de vida. ¿Qué es una feria sin gente? el perfecto ejemplo de la humanidad. Sola, borrosa y condenada al olvido.

    Foto perfecta, me ha encandilado.

  • ipathia

    Nunca me gustaron las ferias y menos las norias. Imágenes de alegría ficticia que pretende engañarnos regalándonos el pito, la pelota o la muñeca chochona… Nada es lo que parece, nada, ni la mujer barbuda.

  • Beauséant

    Vaya, Aneka.. normalmente la gente conmigo siempre encuentra palabras, otra cosa es que no me gusten 😉

    Ni idea Sherezade, para mi gusto si, siempre son mejores las historias inventadas que las reales, pero eso es cuestión de gustos.. En ellas querido Zebedeo siempre podemos estar arriba.

    Supongo que es inevitable, chica triste, aunque sólo por una vez mi historia es anterior a las canciones.. otra cosa es que otros supieron plasmarlas mucho mejor que yo…

    Y es un placer AngelCaido volver a verte por aquí..

    Gracias prazsky costo algo hacerla, e hice algo que no me gusta, forzar un poco luego las cosas con el ordenador (aunque no mucho).. Quería intentar reflejar esa imagen que cuenta Eloísa, ese aspecto de que todo es mentira, y alejarla un poco de lo que dice Para, que voy a vomitar, las ferias llenas de gente y ruido…

    Esa la pequeña tortuga es la actitud valiente, pero todos somos dueños de nuestro valor, y debemos elegir en que lo gastamos…

    Ojala algunas veces adictaacruzarenrojo mis ideas fuesen tan despacio como las norias 😉

    Tomo nota cabezotasinremedio aunque no pienso pagar los derechos de autor 🙂

  • Beauséant

    Efectivamente Prazsky el cielo no acompañaba a la foto, y decidí hacer tres tomas para crear un HDR tirando un poco al blanco y negro.. El resultado no es precisamente lo que perseguía, pero es lo más parecido que sé hacer 😉

Leave a Reply

Your email address will not be published.