La peor ciudad del mundo

La humedad de esta ciudad me va a matar. O quizás lo haga el sol de las tres de la tarde en la peor ciudad del mundo. Esa donde la selva es un jardín público lleno de chinos que han venido en jet privado con sus serpientes para que estas negocien directamente con los vendedores de zapatos caros.

Me va a matar esta ciudad, o alguno de sus viernes negros, de esos en los que cruzo la mirada con algunos gánsters y fingimos que no nos hemos visto porque sus pistolas no están para pamplinas.

Y sin embargo, me limito a insistir, implacable, recorriéndola una y otra vez, sospecho que buscando todavía ese número sin portal, o las certezas que el paisaje me niega continuamente.
Insisto. Y ya bajaré mañana a primera hora al kiosco, a recoger mi esquela en algún periódico.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

18 thoughts on “La peor ciudad del mundo”