leer,  mirar

caminando en círculos

Dónde iremos a parar caminando en círculos. Nos aferramos a nuestra última oportunidad como fieras afilando los colmillos. Dónde iremos a parar calculando el vértigo de los sueños que quedaron detenidos.

El calor de la pista nos envuelve y proyecta espejismos de plata sobre el asfalto. El cielo es un cuadro de Turner lleno de nubes que no van a ninguna parte y se disuelven plácidas en la distancia.

Nos miramos sin palabras y te veo ensayar una tímida sonrisa en mi dirección. Después te pusiste el cinturón con gesto firme y me dijiste: ey, nadie podrá con nosotros.

Te devuelvo la sonrisa envuelta en el final de la frase, pero estuvieron muy cerca ayer.

Entonces sí, sonreíste con superioridad y ahí fue cuando comprendí que estabas atemorizado. Siempre intentando hacerte el valiente, siempre buscando una sonrisa en los bolsillos. Cuántas veces más nos buscaríamos la vida queriéndonos lamernos las heridas.

El piloto nos habla desde las alturas en un idioma incomprensible como la mismísima voz de Dios recorriendo con un zumbido eléctrico todo el fuselaje. Un último rayo de sol se abre paso a través de las ventanas de plástico y todo tiene ese aire de premonición, de algo a punto de cambiar a nuestro alrededor.

Duelen las heridas invisibles y no podemos hacer más que esperar a que culminen la escena mortal, antes de sobrevivir pisando tierra firme.

El avión acelera los motores y devora la cinta inmensa de la pista. Todo ruge, todo tiembla alrededor. En nada romperemos esas nubes tan quietas que no van a ninguna parte, quedarán atrás junto a todo lo demás. Nadie podrá detenernos, nadie podrá con nosotros.

Somos kamikazes enamorados. Como pistoleros de sangre caliente… juégatela un poco, valiente.

Todas las frases en cursiva pertenecen a canciones de Quique González que fueron saltando en modo aleatorio durante el vuelo.

Un vuelo Dallas-Memphis, por supuesto.

21 Comments

  • Anonymous

    Algunas de las frases de este texto tienen todo el aire del “we can be heroes, just for one day”.
    ¿Qué es la vida, movimiento o calma? ¿Movimiento constante sobre un fondo de calma, o una mezcla de ambas cosas? ¿Puede haber calma en nuestro interior, pese al incesante movimiento exterior? Creo que sí, si la buscamos.
    Whatgoesaround.

  • Beauséant

    Bien visto, Whatgoesaround, esa es otra de las canciones que tengo en mi “tracklist” mental y suena muy a menudo 🙂 Salió por aquí hace tiempo: https://www.elartistadelalambre.net/we-can-be-heroes/ Supongo que la vida puede ser las dos cosas, ¿verdad? A veces es una tormenta con un foco de paz en nuestro interior, otras veces e una tormenta interna sobre unas nubes que no se mueven en el exterior… supongo que todos queremos la paz interior, pero a veces parece que nos apetece un poco de tormenta, ¿verdad?

    Así es JOSÉ A. GARCÍA, y CABRÓNIDAS, caminas y caminas, huyes todo lo lejos que puedes, el avión rompe esas nubes, cruzas continentes, casi mueres ahogado en cientos de océanos y, cuando te bajas de ese avión, descubres que te encuentras justo en el punto de partida. Lo único que nos puede salvar es que el punto de regreso sea el mismo que el de partida, pero tú hayas cambiado. Si la persona que se sube es diferente a la que se baja de ese avión, si esa persona ha aprendido algo, entonces, bueno, entonces quizás el viaje haya merecido la pena, ¿no os parece?

  • Toro Salvaje

    Dallas-Memphis…
    Bueno…, iría con la condición de ver en directo a Doncic en Dallas y a Jay Morant en Memphis.
    Siempre que viajo tengo ganas de volver al poco de llegar.
    Y no es que eche de menos nada en especial… es que simplemente es lo mismo en todas partes… y me cansa ya.
    La globalización nos ha uniformado.
    Y yo también soy el mismo cuando vuelvo.
    No hay cambios sustanciales… es imposible cambiar la esencia.

    Saludos.

  • Anonymous

    Te voy a hacer una pregunta (o es una reflexión) de carácter “espiritual” (ya sabes que la cabra tira para el monte): ¿Y si esos círculos en los que dices que nos movemos o caminamos fueran en multitud de ocasiones espirales? ¿O fueran espirales sin que nos diéramos cuenta de ello? Entonces sí que podría haber avance, progreso. Entonces sí que “llegaríamos” a algún lado, en lugar de deambular sin sentido. Claro que ese progreso, o cambio, solo puede ser interior. Llámale mental, o espiritual, o de personalidad, de actitud. Un cambio en la mirada, en la forma que tenemos de encajar las experiencias. Y de hecho mi reflexión descansaría en la famosa premisa de que “de todas las experiencias se aprende”.
    De hecho estás dando la misma respuesta, o interpretación, con tus propias palabras, ¿No? Lee:
    “Lo único que nos puede salvar es que el punto de regreso sea el mismo que el de partida, pero tú hayas cambiado. Si la persona que se sube es diferente a la que se baja de ese avión, si esa persona ha aprendido algo, entonces, bueno, entonces quizás el viaje haya merecido la pena”.
    Yo sí, creo en esas espirales, en la evolución, en los cambios se entiende para bien (también los hay a peor, obvio), en ese aprendizaje que nos puede hacer más pacientes, más sabios, más amables. Etcétera.
    Whatgoesaround.

  • beauseant

    Creo, GABILIANTE, que las nubes pasan de nosotros y nuestras pequeñas vidas, ellas están ahí, a lo suyo y no necesitan más.

    Has descrito muy bien el mundo en el que vivimos, TORO SALVAJE, es una ausencia constante de motivaciones, ¿verdad? Por suerte tienes tus poemas, tenemos la fotografía… pequeños rincones a los que podemos llegar sin necesidad de viajar.

    No había pensado exactamente en esa palabra, Whatgoesaround, pero es verdad que estaba pensando en espirales. Las espirales son quizás la forma más lenta y complicada de avanzar, porque parece que siempre pasas por el punto de partida pero te has movido un poquito. Es un poco desesperante, pero tienes razón, algo te desplazas. Además, si nos vamos a las tres dimensiones, tenemos espirales que van “hacia arriba” y hacia abajo”… Así que hay que tener cuidado porque cuando empiezas a recorrerlas no sabes dónde acabarás. Entiendo lo que dice Toro, pero sí creo en pequeños cambios mentales, no sé, cosas que te preocupaban mucho ahora las ves de otra forma, ofensas que no habrías perdonado hace años ahora te parecen una tontería… Si creo que es posible avanzar espiritualmente, pero son eso, avances en espiral, lentos y a veces casi inapreciables… Guardaré este comentario tuyo para cuando me vengan las nubes negras a visitar 😉

  • Jo

    he estado caminando en círculos y no he podido lamerme una sola herida…. quizá por eso vuelo… je.
    no
    ok no.

    ando muy sentimental. los aviones y las canciones me hacen eso

    pd: no puedo comentar en el blog de toro salvaje. 🙁

  • laacantha

    No , no caminamos en círculos , más bien es una espiral . Los sábios dicen que no se puede entrar dos veces en las mismas aguas del Rio . La entrada provoca muchas reflexiones y preguntas que no tienen respuestas. Un abrazo.

  • evavill

    Más bien somos como esas nubes que, tras viajar un rato, se disuelven. Lo de plácidamente ya no lo tengo tan claro.
    A mí no me gusta mucho volar, los aviones me dan claustrofobia.

  • Beauséant

    Tu comentario, JO, me ha recordado a una canción de love of lesbian que, juraría, salió por aquí hace tiempo:
    Quiero el perfume del ahora y el aroma de una flor de piel
    Yo que pensaba que aún volaba
    Y era inercia
    Que alguien me salve
    A veces despierto y soy yo
    Y que alguien los pare
    Empieza a cansar tanta ambición
    Lo del blog de Toro, no sé, yo he tenido unos días con problemas en el google, creo que el becario ha debido tocar algo, ¿puede ser?, siempre es culpa del becario.

    Aquí venimos a hacernos preguntas, laacantha, las respuestas no tengo claro dónde las encontraremos… quizás en alguna parte de esa espiral, quizás ya hayamos pasado por ellas y no nos hayamos dado cuenta. A veces las preguntas se confunden con las respuestas, son unos seres curiosos.

    A mi siempre me han parecido muy plácidas EVAVILL, parecen incapaces de emprender una guerra o matarse entre ellas por un poco más de espacio, ¿no? Y no, tampoco me gustan los aviones, pero te llevan a sitios y eso ya es mucho, ¿no te parece?… como ves, todo preguntas 😉

  • Beauséant

    Perdona, Alexander Strauffon, el sistema decidió meterte en el spam, me ha dicho que perdona y que no volverá a ocurrir…. Y sí, viajar creo que es eso, una forma de encontrarse, de conocerse. Vas a un sitio diferente y te obligas verte con otros ojos….

  • tonYerik

    Es curioso pero cuando explicaban lo del chaleco yo como de costumbre ya estaba en las nubes, total el agua desde esa altura esta demasiado dura.
    Y yo tenía otras cosas en la cabeza.

  • Myriam

    La primera foto es curiosa, con ese brazo alado que quiere tocar al espectador. Has entretejido muy bien la canción en tu texto que me ha dejado una sensación melancólica. Sabes que viajo a menudo y que es casi como respirara para mi, ¿Pero en círculos? diría que lo hago entre dos extremos de una elipsis y la paz la llevo conmigo a donde voy. No ando últimamente para vuelos de envergadura filosófica, lo reconozco. Con todos los requisitos actuales para hacerlo, voy más a los práctico y concreto. Besos y muy buen fin de semana.

  • Beauséant

    Sí, TONYERIK, el avión es un buen sitio para desconectar, lo tienes todo hecho y nada depende de ti, sólo cerrar los ojos y dejarse llevar.

    Has descrito muy bien lo que pensaba la hacer la foto, MYRIAM, me gustaba como te metía, o sacaba, de la foto… Y, bueno, es normal, supongo que todas las canciones que a uno le gustan siempre llevan su carga de melancolía. Las canciones, los libros… En círculos, en espiral, en elipsis, me gustan estos comentarios, cada uno caminamos de una forma, pero veo que nadie lo hace en línea recta 🙂 Me gusta que lleves contigo la paz, demasiadas personas llevan un infierno dentro y se empeñan en compartirlo…. Un abrazo.

  • Beauséant

    Siempre que salimos de casa tenemos la posibilidad de no volver nunca a ella, siempre dejo la ropa recogida y las cosas ordenadas… Sin embargo, casi prefiero el avión por lo que comentaba ahí arriba, nada depende de ti, cuando vas en el coche más cosas dependen de ti o de alguien cercano… Además de lo que dices, esa sensación de estar ahí arriba flotando.

  • Flor

    Hola Beauséant , una bonita entrada esta que nos traes , el cielo y foto es preciosas.
    Perdona que no haya pasado antes , pero ando con médicos y de mudanzas.
    Te deseo una feliz semana , besos de flor.

  • Beauséant

    Muchas gracias por pasarte, recuerdo en tu último comentario que estabas saliendo de una operación muy complicada. Me alegro verte de vuelta y espero que te encuentres bien. Un abrazo.

Leave a Reply

%d bloggers like this: