leer,  mirar

2 years ago

Lua

No recuerdo si alguna vez tuvimos un motivo claro para empezar a escribir… la fama, el dinero fácil, ser el blues que hiciese bailar a toda una generación perdida… A saber.

El caso es que ya va para dos años sin dejar de hacerlo, y hemos decidido empaquetarlos de alguna forma por aquello de ir cerrando puertas.

Ahí queda eso(↓) pero… antes de gastar un par de horas en leerlo, piensa que es más que probable que no sea cierta la posibilidad de una segunda vida.

Por motivos de presupuesto hemos tenido que reducir el gasto en los festejos y celebraciones, y sólo hemos dejado el pregón a cargo de Amaral, quien amablemente nos ha dedicado una canción en su último disco:

A la hora de cerrar los bares el artista del alambre habla de la gloria de su propia sombra.
Han pasado demasiados años desde los días dorados  cuando fue portada  de todos los diarios.

Capital del reino de mentiras llenas,
Todos eran buenos chicos ..Y ahora quien se acuerda…

Y ahora que todo ha acabado  Que tu vida cae en picado
¿Quién te va a querer ahora?  ¿Quién te va a querer ahora?

La ciudad debía ser Madrid, una de las pocas ciudades a donde todas las almas perdidas regresamos para sentirnos un poco como en casa. Yo estaba en el mismo bar de siempre y un poco más borracho que de costumbre, ella estaba casi al fondo, sentada sin esperar a nadie y con la mirada perdida en una incomoda cerveza, de esas que lucen una rodaja de limón en lo alto. Yo estaba con mi discurso de siempre, pero esta vez estaba más motivado que de costumbre y había adornado hasta lo inverosímil la misma historia que llevo siglos deshilachando, no se la voy a repetir porque ya la habrán leído ustedes en cualquier diario. Tenía a la escasa clientela en vilo de mis palabras, moviendo al unisono las cabezas en la dirección en que mis manos trazaban descripciones de mis hazañas y dibujaban lugares en los que, para que engañarnos, nunca he estado. Ellos viajaban conmigo, sufrían a mi lado y yo, por un pequeño instante, me sentía parte de algo mucho más grande.

Eva escuchaba al fondo con la sonrisa torcida, mucho más hermosa que cuando posa para las fotos y finge ser esa mujer fatal a la que el mundo no le viene grande, quizás por eso supo desde el primer momento que era un embustero, pero no dijo nada. Se limito a seguir sentada con la cerveza en la mano y a mirarme con esos ojos que lo decían todo.

Si todas esas palabras que me acompañan desde hace años fuesen ciertas. Si tan sólo pudiese por un instante ser el protagonista de mis mejores historias nunca te habría dejado marchar…

Ah, que esa canción no tiene nada que ver con nosotros..

Vaya, mira que me extrañaba…

Olviden pues la historia…

22 Comments

  • la chica triste de la parada de autobús

    Yo creo que sí que habla de vosotros, aunque lo niegue. O quizás es en el fondo, muy al fondo, en los orígenes de vuestro nombre y su personaje. La conexión, como siempre, es el dios primigenio, un dios al que no adoran cristianos ni judíos ni musulmanes, sino una panda de locos que han dado en llamarlo el Dios de la Luz Eléctrica. Tal vez 😉
    Felicidades, atletas, y gracias por compartir vuestras historias.

  • ipathia

    No veo porqué deba olvidarla…. es realmente bonita.
    Me voy de vacaciones, largas eh?, como poco hasta que tenga algo que decir.
    Y si: se os quiere.

  • migue

    ¿Qué es un artista del alambre? ¿Un equilibrista? ¿Un maquetero de bicicletas? ¿un maestro de resistencias? ¿el señor de las alambradas?

    Supongo que habrá que leer todas esas historias para averiguarlo.

    Saludos y felicidades por estos dos años.

  • Miriam G.

    ¡Enhorabuena! Yo hace poco también cumplí dos años de esta la última etapa. Pero como canta aquel, estoy pensándome en serio volver a nacer, espero que tú no. Y si lo haces por Dios esta vez avisa.
    Yo también pensé que Amaral hace referencia al artista del alambre de los cero, y al fin y al cabo ese eres tú ¿no?

    Un beso, Miriam G.

  • LOL v

    Enhorabuena. Una sigue leyéndoos con la misma complicidad del principio y transportándose a esas historias al borde del alambre. Seguid creyendo y bordando letras de canciones, de alguna forma los poetas callejeros son los artífices de lo que ve la luz. Inspiración, que no nos falte.

    un abrazo

  • Beauseant

    Gracias por la confianza, chica triste, total porque alguien vende un millón de discos (disco arriba o abajo) ya parece que tiene más honestidad 🙂 quizás ese Dios de la luz eléctrica del que hablas haya construido un enorme pozo de ideas donde nosotros, pobres humanos, nos acercamos a beber, y las más de las veces salimos con las mismas ideas vistas desde puntos de vista distintos que, a veces, coinciden en los sitios más extraños.. O quizás sólo sea lo que dice Miriam G

    Faltan soñadores, no intérpretes de sueños,
    artistas del alambre, música de afilador.
    A ti te mandan rosas y son de invernadero,
    a mí cartas de amor escritas en ordenador.
    Y el niño que ahora tiene miedo
    no encuentra una explicación
    porque sigue unas huellas que nunca le llevan,
    sigue unas huellas que nunca le llevan al sol.

    Será un placer descubrilo contigo, Migue.. ¿Un maquetero de bicicletas? vaya profesión más complicada debe ser esa.

    Sabes bien, ipathia que eso es falso, porque si eso fuese cierto serían unas vacaciones bien cortas.. Pero sea, te las condemos con la condición de verte a la vuelta con un montón de nuevas historias…

    Eso es muy bonito LOL v, ya sabes, después de tanto tiempo seguir un poco como el primer día, aprendiendo cosas.. Quizás si seguimos juntando letras aunque sea al azar,podamos esquivar un poco a la muerte, no mucho, un minuto o dos serán suficientes…

    Al final este mundo, Ele de Lauk no es tan grande ¿verdad? siempre volvemos a los mismos sitios y nos sorprendemos al ver caras conocidas en ellos… Un placer el reencuentro…

  • Ybris

    Recopilación suena casi a despedida.
    Y no me gustan las despedidas.
    Pero también suena a querer recordar.
    Eso me gusta más.
    De este espacio hay mucho y muy bueno por recordar.

    Un abrazo.

  • mjoe

    Esto de tener que ponerme a hacer cuentas a estas horas de la mañana no me mola nada!! 😛
    Ese chucho sin marca tiene un algo que me encanta 😉 Bonita foto 🙂

    Un beso

  • cordelia

    Todos los recuerdos son una idea deformada por el tiempo de lo que en realidad fue… No es malo recordar, o revivir, o como se le llame a eso que hacemos todos.
    Besos

  • Beauseant

    Ahora sólo queda saber,Miriam G. , donde queda ese lugar donde viven las ideas para seguir pidiendo limosna..

    Yo soy más del bando del olvido que del recuerdo Ybris, pero hay ciertas cosas que no me importa recordar, y esta es una de ellas… Lo jodido es que tampoco me gusta mirar hacia delante porque me aterra eso que llaman futuro. Es cierto cordelia, no es malo recodar, pero no conviene vivir siempre con la vista fija en la espalda, y si, todos los recuerdos son falsos, los distorsionamos para acoplarlos a lo que queremos recordar, es un mecanismo de supervivencia muy efectivo..

    Creo entenderte mjoe, hay animales que trasmiten ese algo de confianza de saber que siempre estarán ahí cuando todo el mundo se haya largado…

    Thanks Clara Sh. 🙂

    Las personas prazsky, las personas que luego se nos enfadan 😉 aunque, claro, casi siempre recordamos más las historias que las personas…

  • Zebedeo

    Todos contamos, finalmente, la misma historia con otras palabras, adornándola de maneras diferentes como si la engalanaramos para un tipo de fiesta u otra. Lo que me imaginaba hace tiempo era que escribías para Eva porque siempre supe que eres Iker Casillas. A mi no me metes un gol 🙂

  • Wanda

    Bueno, esta vez no me he enterado muy bien de la película 🙂 pero como siempre, me ha encantado tu manera de contarla, y si quito de mi cabeza esa pregunta de quien coño eres tu y que tienes que ver con Amaral, pués he disfrutado por una paseo en las tascas de Madrid, leyendote divagar.
    Y como no, vengo a felicitarte por esos 2 años, que sean tan provechosos estos pasados como los que tienen que venir 🙂

  • Tumulario

    No se si la canción de amaral habla de tí, de mí o de todos los que pasean su soledad, querida o no, por los bares a la hora de cerrar, pero cuando a esa hora ves otra cara, tan sola como la tuya, al otro lado de la barra, comprendes que el camino de la soledad está lleno de caras conocidas.
    Espero que el recopilatorio sea solo una mirada atras para coger aire y continuar el camino.

  • Beauseant

    Me has pillado Zebedeo, aún recuerdo cuando me hizo cantar delante de todo el mundo… eso es peor que estar bajo los palos en la tanda de penaltis…

    Ese es el plan csrce, celebrar las cosas sean lo que sean, pero celebrarlas.

    Muchas gracias Wanda, en realidad es una larga historia, en realidad no tan larga ni tan historia, mejor no la contamos ahora del todo, y así tenemos para los próximos dos años 😉

    Por ahí va la cosa Tumulario, cerrar una puerta a modo de inventario para coger un poco de aire y seguir, seguir porque no sabemos hacer otra cosa.. A veces es triste estar solo en un bar, pero tienes razón, al final acabas viendo un montón de caras conocidas y hasta te sientes parte de algo. Ya sabes, los solitarios dan miedo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.