una teta que lee

una teta que lee

Una teta instruida, una teta que lee, es una criatura extraordinaria y peligrosa. Una teta lectora es una teta que, por escribirlo de alguna forma, ha ido y ha vuelto de sitios que le estaban vetados. Y lo más importante, ha logrado regresar de esa odisea con algo atrapado entre las manos mientras el resto de sus congéneres, como buenas criaturas pasivas que son, permanecían impasibles en sus asientos esperando las respuestas que otros fabricaron.

Estamos solos, ellas bien lo saben, y peleamos nuestras vidas en medio de esa sucia soledad, atrapados, cegados en un barro en el que nosotros mismos nos hemos enterrado y del que sólo se puede escapar luchando… a mordiscos, a manotazos… da igual, luchando.

Ellas bien lo saben, por eso son tan peligrosas, porque ya no se dejarán engañar… nunca más escuchar vuestras dulces palabras, bonitas por fuera pero huecas y peligrosas en su interior… nunca más entregarse a esas manos ansiosas que prometen el cielo y auguran el infierno.

No habrá finales felices para sus historias, empiezan a sospecharlo: una vez que se pone un pie en el camino ya no es posible buscar la salvación en los lugares equivocados… la entrega, la dulce entrega, la inconsciencia… todas esas salidas fáciles no son otra cosa que callejones sin salida… ellas bien lo saben.

19 Replies to “una teta que lee”

  1. Qué bien lo has dicho!
    Es que ellas han finalmente entendido que lo que desean es “una” historia, y no cuentos; esos los dejaron en la infancia. Y han hecho carne lo que dicen por allí, que esta historia si es verdadera, no tendrá final, y si lo tiene, seguramente no será feliz.

    Un beso.

  2. Una mujer con consciencia es la extinción del género masculino, escuché hace mucho. Sí, una expresión muy radical y aunque suene feminista o sexista no lo es; sólo hace referencia, en su contexto, a la capacidad “iluminadora” que yace en la mujer, ese bastarse a sí misma, si recupera su poderío y empoderamiento interior. Se nos ha hecho creer que la mujer es el género débil o peor aún, “un hombre incompleto” por no tener pene. Es estúpido y denigrante, porque se enfocaron en lo que no se tiene en vez de validar lo que sí se tiene. Respetar las diferencias y potenciar las virtudes es lo que todo ser humano debería hacer.

    Reflexivo texto. Un gusto volver.

  3. Efectivamente, Alma, a veces no es tan importante si el final es o no feliz, lo que importa es que esa historia sea una historia propia, no una historia protagonizada y contada por otros. Elegir un camino, uno propio, y ver dónde te lleva.

    Correr, Toro Salvaje, no olvides nunca que salir corriendo siempre es la opción correcta. Eso es algo que ningún libro de autoayuda te dirá porque es la verdad 😉

    Muchas gracias, Sakkarah, me pareció una metáfora de muchas cosas 😉

    La sabiduría, Carmen, rara vez trae aparejada la felicidad, eso lo tengo comprobado, pero la ignorancia, buff, la ignorancia… ains

    Tienes, .+*+.Kadannek.+*+., la facilidad de señalar las cosas con mucha claridad 😉 Entiendo, e incluso comparto, parte del razonamiento que haces, pero no me acaban de gustar ese tipo de mensajes. Parece que la única forma de definirse es contra algo, buscando una especie de superioridad que, muchas veces, simplemente no veo. Para mi, hombres y mujeres siempre me han parecido de dos razas totalmente distintas, distintas formas de actuar ante un mismo problema, y diferentes formas de afrontar el dolor, el amor.. en fin, todo..
    Evidentemente esas diferencias no deben hacernos olvidar que de cara a lo que de verdad importa debemos ser iguales, exactamente iguales, en derechos y obligaciones. Como bien resumes: Respetar las diferencias y potenciar las virtudes es lo que todo ser humano debería hacer… Y ese punto estamos, o quiero pensar que esta mucha gente, porque otros muchos parecen empeñados en hacernos retroceder a la casilla de salida.

  4. Me has encantado… Si parece parte de mi cuerpo el que está leyendo respirando las letras relamiéndose hasta que…
    Qué bello texto…
    Te siento hombre, jamás una mujer podría escribir una sinceridad como la magia de la tuya.
    Te dejo jazmines para que llenen de aroma tu rincón.
    Always
    Mucha

  5. Escribí y se esfumó mi comment. Espero que este se quede
    Hay magia en tus letras hoy .
    Dulsuras creadas ppr vos un hombre fuerte y …
    ¿Sabés???
    Estás cambiando.
    Me gusta.
    Disfruto tus textos adormecidos por tu realidad asombrosa.
    Está lloviendo afuera y el anocher grita con ganas la salida de la luna.
    Always
    Mucha

    1. Sí, con la Z suena más cálido 😉

      Están cambiando muchas cosas a mi alrededor, algunas, supongo, acaban por provocar cambios en la forma de ver y entender el mundo… Nunca se saben si esos cambios serán para bien o para mal, ¿verdad? Tendremos que esperar para ver el resultado 😉

  6. Eso es cierto, Ángeles, los problemas vienen cuando nos encontramos sin salidas y desesperados, porque entonces el precio ya no podemos ponerlo, debemos aceptar lo que nos ofrecen… El problema, creo, es que no siempre podemos elegir.

    Esa, doctorvitamorte, es una apreciación casi quirúrgica de lo afilada que es. Es verdad, la razón casi siempre da un paso atrás cuando aparece la venganza..

    Toda la razón, Mucha, al final debemos aceptarnos y querernos un poco, aún sabiendo como somos en realidad, aún conociendo nuestros defectos, debemos intentar comprendernos un poco más cada día…. Mi verano aún no empieza, sigue otros ritmos 😉

    1. El físico es muy importante, sí, pero es verdad que conviene tener algo de que hablar, ¿no? De lo contrario las cosas tienen poco recorrido, mueren antes de convertirse en nada.

  7. Me ha gustado tu entrada amigo, me ha parecido agudo y de doble interpretación, me quedo con la apertura al mundo que vivimos aunque cueste adaptarse, no todos tienen la misma facilidad es un camino irrenunciable, te mando un abrazo cariñoso desde mi friolero Santiago!

    1. Exacto, nadie dice que emprender el camino sea fácil. Mira la cantidad de gente que ha muerto persiguiendo una idea, un camino nuevo para subir al Eiger, o para cruzar un mar… No todos tienen la valentía ni el valor de hacerlo, eso es comprensible, lo triste es ver a todos lo que no se mueven de sus sitios y esperan que caigan los que sí lo hacen para burlarse de ellos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.