leer,  mirar

superación

Debe haber algo hermoso en eso de dar pedales encima de una bicicleta. Y digo que debe haberlo porque aún no he acabado de entender la gracia de mover las piernas hasta notar como te suben descargas eléctricas por los muslos y, cuando eso ocurre, seguir dando pedales hasta tener ganas de vomitar y, entonces, mirar al cuentakilómetros que te sonríe encantador – el muy hijo puta-, para recordarte que aún te quedan veinte kilómetros hasta llegar a un lugar del que ya ni recuerdas por qué querías ir.

Si fuese un anuncio de ropa deportiva hablaríamos del espíritu de superación, de la lucha de todo ser humano por romper sus barreras y aniquilar esa voz de tu cabeza que repite insistente «no podrás» . Pero todo eso es mentira, lo cierto es que nos odiamos. Me lo dice mientras deja un enorme batido encima de la mesa y se pasa la lengua por los labios como una niña golosa. Yo sigo el recorrido de esos labios y me siento a puntito de estrellarme en la primera curva. En momentos así soy hasta capaz de olvidar su manía de leer el futuro en los posos del té y la colección de tipos raros que engrasan su cama. Podría incluso abrazar esa extraña religión que profesa, vestirme tres a veces al año con una túnica blanca (azul impuro para los iniciados) y postrarme de rodillas ante una nave espacial.

Ella tiene una teoría, pero eso no es nada extraño, normalmente tiene dos para cualquier cosa, a veces incluso opuestas. Es sencilla: nadie quiere estar donde esta ni ser lo que es. Toda la historia de la humanidad es un comic absurdo de tipos frustrados con el lugar que ocupaban en el mundo. Las luchas, la ciencia, los ideales, los muertos en los barrizales de Verdún, Marat en su bañera, Turing mordiendo una manzana envenenada… Una escapada cósmica del azar que ata a un universo incompresible.

No es superación, no es supervivencia.. Sólo es una huida.

(Perdonen si las fotos han salido movidas. Es complicado enfocar cuando te encuentras a un paso del desmayo)

10 Comments

  • la chica triste de la parada de autobús

    ¿Desenfocadas? Hará falta un ojo más sensible que el mío, que las ve perfectas. ¿El color ha salido así de incríble de forma natural o están retocadas? Es decir, si al maestro no le importa desvelar sus secretos 😉

  • Ybris

    Debe de ser la adrenalina la que hace enfocar hasta en el borde d una pájara.
    Las dos teoría de ella esta vez coinciden: superación y huida son dos aspectos de un mismo enfoque.
    Adónde se vaya es lo de menos.
    Y lo de más las palabras precisas y hermosas con que nos lo cuentas.

    Un abrazo.

  • Cosechadel66

    Yo creo que siempre vamos hacia nosotros mismos, lo que pasa es que a veces hemos salido, o nos hemos escapado, o simplemente nos decimos vuelva usted mañana.

    Carpe Diem

  • enrique

    Aunque huyamos nunca podemos escapar de quien nos juzga, nosotros mismos. Los caminos llevan directos a la conciencia. La fatiga es única para reconciliarnos por un instante con el enemigo interior.

    Un abrazo.

  • Beauséant

    Tienes tan buen ojo chica triste de la parada de autobús que ni tan siquiera me molestaré en mentir 🙂 Quería unas fotos parecidas a esos catálogos de las tiendas. Con gente feliz y sana, y unos colores muy vibrantes. Por ignorancia, más que por otra cosa, no logré con el Gimp o el potochop sacar lo que quería. Así que tiré de un HDR muy muy muy suave, con el programa Photomatix. Prueba y, si quieres, te paso los originales por correo y te lo explico con calma..

    Para mi Athe no, las mejores cosas las he hecho mientras me escapaba de algo, muchas veces de mi mismo 🙂

    Usted y yo, Ybris, sospecho que somos más de ver paisajes que de trazar grandes rutas.. El camino recorrido muchas veces es lo menos importante. Con las bicis sucede algo parecido, das pedales pero, muchas veces, no lo haces con un destino fijo, sólo dejarte llevar.. Lo del enfoque es más una mezcla de suerte con las capacidades de la máquina, créeme 😉

    Hablando de enfoques, me gusta el tuyo Cosechadel66. Demasiadas veces el tipo al otro lado del espejo me ha dicho precisamente eso: vuelva usted mañana..

    Mientras sea hacia delante Ele de Lauk no es malo, lo chungo es cuando vives con el futuro pegado a la nuca y siempre recorres los mismos caminos. Correr y correr hasta caer rendidos en nuestros propios brazos, cierto enrique

  • Tumulario

    Y ¿no es cierto que siempre estamos escapando de algo?, aunque solo sea de la posibilidad de convertirnos en ese que nos aterra.

    Un abrazo desde el túmulo

  • ReD

    al final nadie quere ser quien es, se pedalea inutilmente al fin de cuentas. Ese es el sabor que me deja, pero me quedo pensando en lo que laguien más comentó: Importa?

  • koffee

    Porfa, no me vengan con que es un desenfoque: es una virguería, la sensación de fondo es fabulosa.
    (Y yo sin tiempo para disparar…)

Leave a Reply

Your email address will not be published.