leer

Sálvame

Miradme, por favor, observad el espanto grabado a fuego en mi cara. Yo antes era uno de vosotros. Es verdad, yo he conocido los restaurantes caros y las ropas de marca. Yo he estado a vuestro lado cruzando esos mundos mágicos de la publicidad y el diseño, yo me he cubierto de esas colonias caras que no lograron nunca ocultar toda nuestra miseria y podredumbre.

Su voz parece a punto de quebrarse, y sus ojos se llenan de lluvia mientras intenta arrancar las palabras que su garganta retiene. Sin embargo nadie gasta un segundo en mirarle. Siguen apresurados su camino apretando los dientes sin dejar de mirar al frente. Llevan las gruesas líneas del miedo dibujadas en el rostro.

Todos saben que el nunca se atrevería a tocarles, pero aún así tienen miedo. Saben que si se detienen un instante siquiera a mirarle podrían llegar a entenderle, y eso, el entenderlos, es el primer paso para convertirse en uno de ellos.

Ella lo sabe, es algo repetido mil veces por su madre cada día. Forma parte de la rutina de las mañanas, cuando arrastra su mochila llena de libros rumbo al colegio. Un beso en la frente, una bolsa con comida, y la misma frase: no te detengas, no les mires nunca…

Sin embargo hoy su vida cambiará para siempre, y lo hace con esos pequeños gestos que definen sin saberlo nuestras pequeñas historias personales. Un tropezón, algo así de sencillo, es la bolita que lo engendra todo, una caída tonta en un camino mil veces repetido. Cuando se incorpora sus ojos se clavan con la mirada más hermosa que su pequeña mente haya logrado nunca imaginar. En ese instante comprende que se encuentra perdida.

Es uno de ellos.

10 Comments

  • lademarbella

    Supongo que te refieres a las personas sin techo, a los desarraigados de este mundo. Me produce pavor el saber que todos estamos a un paso de vivir en la calle. Leí la historia (real) de una indigente. Profesora de piano, vivia con su madre en un piso de renta baja. Entre sus clases y la pensión materna conseguian salir adelante. Fallece la madre, pierde el piso, la pensión y la compasión de la gente. Terminó en la calle arrastrando partituras de musica que nunca más ejecutaria en un piano, sin embargo contaban en el articulo que no dejaba de mover los dedos sobre la piedra del banco que la cobijaba con claros signos de estar ejecutando piezas musicales. Las partituras eran de Wagner y Mozart. (No conservo el articulo, en una de mis mudanzas se extravió) creo que esto ocurrio hace unos quince años. Con esto quiero decir que nadie puede asegurar que algun día no será otro de la calle.
    Me encanta como relatas, muy bueno los dos post anteriores. Saludos

  • gwynette

    Un escalofrío, oye !..yo sé de un abogado que está pidiendo en el eixample y de un médico que hace de barrendero en Horta -la biografía que hay detrás no la se-..y esta história conmovedora y trágica que ha contado lademarbella..que puta es muchas veces la vida ! 🙁
    Cariños para ti

  • la chica triste de la parada de autobús

    Me gusta cómo diferentes personas le dan diferentes interpretaciones a un texto. Para mí éste no va de indigentes, y entraba dispuesta a decir que a veces perderse no es tan malo, así que me han sorprendido vuestras lecturas.
    Pero sí, estoy de acuerdo en que es aterrador, aunque por suerte en este país las posibilidades de que algo así pase son mucho menores que en otros países supuestamente más avanzados. Yo conozco a alquien que cuando piensa en su futuro le mira directamente a los ojos a esos personajes que habéis visto en este texto, y es verdaderamente aterrador. Aunque sé que no permitiremos que eso pase.

  • botas de agua

    qué inquietante. a mí el texto me genera preguntas… siempre preguntas… me canso a mí misma. podría quedarme satisfecha con la sensación del texto y todo. pero que no, que soy mi propia pesadilla. ellos contra ellos. pero quiénes son cada uno de ellos? abrazos…

  • botas de agua

    me gusta cruzarme contigo. sonríes y me guiñas un ojo, porque sabes más de mí que yo de ti. o eso crees. quizás te equivocas. en cualquier caso, tu insomnio enfrente de la pantalla debe ser hermano del mío. besos.

  • Beauséant

    Es extraño chica triste, porque al principio iba de seres de otro planeta, extraterrestres, o algo por el estilo, que sólo tenían que mirarte para llevarte con ellos.. Las primeras líneas fueron fruto de la línea cinco del metro, en una de las estaciones entró un mendigo, no iba mal vestido, y parecía no llevar mucho tiempo en eso.. El de la lado subió el volumen del mp3, el de enfrente se tapo con el marca, y yo baje la cabeza hacía mis líneas.. De repente se había vuelto invisible.. En el siguiente viaje pensé en darle otro giro al texto, pero dejando algo de ambigüedad entre nuestro mundo y ese otro mundo, lademarbella, que es cierto, no queremos ver.. quizás porque nos aterra lo poco que hace falta para hundirse en el.. Un accidente, una mala racha, y te encuentras ahí, y entonces es casi imposible salir, y a nadie le importará nuestra historia ni como hemos dejado el marcador con la vida…

    rectifico lo dicho en lo anterior gwynette, es agradable saber que hay gente que escribe esas pequeñas biografías…

    la justicia cabezotasinremedio se cansó de tener los ojos cerrados y puso su balanza el servicio del dinero.. no puedes culparla, todos lo habríamos hecho, bueno, quizás un cabezota no 😉

    saludos insomne botas de agua, deberías preguntar menos y dormir más.. aunque no soy bueno dando consejos.. Nuestro peor enemigo, sospecho, duerme dentro de nuestra cabeza, al final ese yo contra ellos se reduce a un yo contra mi misma.. Y ese es un enemigo del que no se puede huir

Leave a Reply

Your email address will not be published.