rainbow in the dark

La terraza del hotel finaliza sin avisar ante un pequeño acantilado. Una pista de aterrizaje sin ningún destino porque abajo sólo aguarda el mar rugiendo ansioso, casi una respiración, y una oscuridad que parecía querer apoderarse de todo.

Te acercaste por detrás, pude escuchar tus pies desnudos sobre la gravilla y sentir el olor de animal asustado que siempre parecía acompañarte en aquellos días.

No dijiste nada, deslizaste unas manos finas y huesudas debajo de mi chaqueta y dejaste reposar tu cabeza junto a la mía. El vaho de nuestras respiraciones parecía danzar sobre nuestras cabezas iluminado por un puñado de estrellas que luchaban ahí arriba por abrirse paso entre la oscuridad. Contemplábamos en silencio esos pequeños puntos luminosos extinguidos hace millones de años porque, ¿qué se puede decir ante algo tan abrumador?

¿Crees que alguien habrá escrito una canción sobre esto?, preguntaste acercando un poco más tu cuerpo contra el mio.

Por una vez, pensé, tengo la respuesta exacta a una de tus preguntas.

I cry out for magic, I feel it dancing in the light
It was cold, I lost my hold
To the shadows of the night
No sign of the morning coming
You’ve been left on your own
Like a rainbow in the dark
Rainbow in the dark. Dio

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

13 thoughts on “rainbow in the dark”