leer,  otra vida

Quizás

Recorro los surcos de tu cuerpo iluminados sin piedad por los halógenos del techo, y noto tu mirada cruzarse con la mía entre los restos del naufragio de la habitación. Me miras camuflada tras el espejo del baño, y veo crecer una sonrisa desde tus ojos a la boca. Nunca entendiste que extraña broma del destino nos había unido, y nunca pude ni quise culparte por ello. Lentamente dejas lo que estas haciendo, y te acercas hacia mi recortando tu silueta desnuda en la penumbra. Tu llevas la marca del perdedor, me dices besándome en la frente, como haces cada vez que me esfuerzo en ser uno de esos tipos que parecen llenar tu vida. Sé, de esa forma rotunda y cruel en que se saben las cosas sin explicación , que habrá un día en que no podre mas, y me enfrentare al cansancio de tantos encuentros furtivos, a las llamadas a media noche, y a buscar motivos para dejarme atrapar en los mapas de tesoros enterrados en cada esquina de tu cuerpo.

Te recuerdo desde que eras una niña de coletas y uniforme, y te conozco desde los lejanos tiempos del instituto, eras la chica de uno de los cursos superiores. Una chica como tú era lo máximo que le pedíamos a la vida, y mientras componíamos nuestras poses de indiferencia, cruzábamos los dedos y le pedíamos a Dios una mirada, una sonrisa, cualquier cosa que nos hiciese reales a tus ojos cargados de indiferencia.

Los tipos duros del barrio crecieron tan deprisa que casi no los pudimos ver. Las chicas en los descampados tras el cine, las drogas a escondidas, las peleas, y las muertes absurdas formaron parte de su geografía mucho antes de que nosotros, los que vinimos detrás, supiésemos nada del lugar que ocuparíamos en el mundo.

Erais demasiado importantes para perder vuestro tiempo sentados en aquellos incómodos pupitres de madera, aunque quizás alguno hubiese oído la historia del tipo que quiso volar, y los dioses le entregaron unas alas de cera con una advertencia grabada en ellas: no te acerques al sol. El tipo, al parecer, no hizo mucho caso, y sus alas se derritieron precipitándolo al vacío sin refugio ni sostén. El profesor, enrojecido por la ira, no dejaba de pasarse el dedo por el alzacuellos, y levantando su ridícula estatura sobre los talones nos trasmitía su extraña visión del mundo, ese es el terrible precio de la vanidad, decía, las leyes de Dios son inquebrantables, y ese es el castigo por romperlas. Ahí estaba su Dios, lento en las recompensas pero implacable en los castigos.

Pienso ahora en lo que han sido nuestras vidas, en como las hemos llevado adelante. Algunos lograron cumplir con aquel viejo sueño, y huyeron del barrio sin volver nunca la vista atrás, otros incluso han formado familias y parecen felices atrapados en su rutina. Pienso en nuestros sueños, y en lo poco que duraron cuando la realidad les mostró su verdadero rostro. Pienso en eso, en nuestras vidas y en las suyas, las de los tipos duros, y no encuentro fuerzas para mover la cabeza despreciándoles como antaño hicieron nuestros padres.

Quizás aquel tipo, el que soñaba con ver el sol, sabía cual era el precio de sus actos y no le importó pagarlo. Quizás decidió que su vida, aunque mucho más breve, sería mucho mejor si lograba acercarse por un instante a ese astro que brillaba inalcanzable en las alturas.

Quizás….

18 Comments

  • Alvaro

    Quizas una mañana nos levantemos sin que nos duela el corazón, y podamos mirarnos al espejo sin tener que escupir después, y sin que nos valga la excusa de cepillarnos lo dientes… Quizás.

    Quizás se borre ese brillo extraño presente en alturas, parachoques, cuchillos y medicamentos. Quizás

    Quizás todo vale por el quizas de sus miradas.

    Saludos desde el agua

  • la chica triste de la parada de autobús

    PAISAJE CON LA CAÍDA DE ÍCARO, POR BRUEGHEL
    -William Carlos Williams-

    De acuerdo con Brueghel

    era primavera

    cuando Ícaro cayó

    Un granjero araba

    su terreno

    Toda la pompa

    de la estación

    despertaba

    estremecida

    cerca

    de la orilla del mar

    pendiente

    de sí

    sudando al sol

    que derretía

    la cera de las alas

    Insignificante

    lejos de la costa

    sonó

    apenas un chapoteo

    era

    Ícaro ahogándose.
    ……………………………………………………….

    O para los que prefieran leer el original:

    http://www.english.emory.edu/Paintings&Poems/Williams.html

  • Beauséant

    Me temo Alvaro, que muchas veces todo se reduce a eso, a un quizás que nos promete que mañana será un gran día. Y llega mañana, y claro, no es un gran día, pero el quizás sigue dando vueltas en tu cabeza, y te impulsa a seguir esperando…

    Claro, para que voy a vomitar, me has pillado. Un viejo escritor borracho me explicó que si pones un buen comienzo la gente se engancha, si pones un buen final la gente te recuerda, y si haces las dos cosas, son capaces de perdonarte lo del medio 🙂

    Gracias, chica triste, por enfrentarme a mi incultura y mi mal dominio del inglés 🙂 quizás fuese en primavera, es una buena epoca para intentar cosas imposibles, y p ara pintar cuadros 🙂

    Es verdad Billy Joel, pero a veces algunos de esos tipos consiguen hacerse viejos, y nos cuentan sus viejas historias de perdedores sentados en un piano de un sucio bar.. pero cierto, son pocos, muy pocos, los que de verdad tienen algo que contar…

  • Stand by

    …no estoy tan segura de que creyese que su vida iba a ser mejor… creo que simplemente tomó esa decisión porque en ese momento le debió de parecer tan válida como la de ser un tipo serio y cabal… o quizá no pensó nada, porque pensar demasiado es tan peligroso como volar cerca del sol con alas de cera… quizá

    *Quizá un buen post…. quizá el mejor 😉

  • migue

    Quizás se precipitó. Quizás esas alas de cera eran sólo la antesala de otras mucho más grandes, de plumas, con las que se hubiera acercado un poco más. Quizás algún día le hubieran concedido las alas que necesitaba para tocar el sol.

  • Beauséant

    el futuro, Sherezade, sólo es triste cuando lo comparamos con la realidad, cuando podemos soñar, imaginar, el futuro es bueno…

    stand by, mi abuela siempre decía que lo mejor que has hecho en la vida, esta siempre por llegar, el tiempo demostró su error, y yo intento no aprender de sus fallos…

    es cierto, los quizás, danieli, son jodidos, porque son como una pregunta sin respuesta, siempre te queda el remordimiento de no saber que pude ser…

    es complicado esperar, migue.. es como el juego de las siete y media, tan malo es pasarse como no llegar…

    pues mira, pequeña tortuga, no lo había visto desde ese punto de vista, pensaba más en el lado epico del asunto, y no en la estupidez innata al ser humano, tomo nota para la próxima 😉

  • bon jovi

    Jimmy shoes busted both his legs, trying to learn to fly.
    From a second story window, he just jumped and closed his eyes .
    His momma said he was crazy – he said momma “I’ve got to try”
    Don’t you know that all my heroes died
    And I guess I’d rather die than fade away

    (These days)

  • Eloísa

    Así que, ¿las leyes de Dios son inquebrantables? Quizás, tal vez, pudiera ser….mmm…por qué será que siempre opino lo contrario.
    Lo de enmedio tampoco ha estado mal, conste en acta.

  • Beauséant

    Estoooo Elo, seguimos hablando del texto, ¿verdad? 🙂 (gracias)

    bon jovi y queen, ¿sabes? a veces parece como que siempre hablamos, escribimos y pensamos sobre las mismas cosas.. hay muchas formas de escribirlas y contarlas, pero casi siempre son las mismas situaciones y las mismas ideas.. quizás no seamos tan originales como nos creemos …

  • billy joel, QUEEN, bon jovi (tristosos)

    🙁
    No pretendíamos ser originales, sólo queríamos jugar un poco…
    Pero está bien, ya nos callamos y nos vamos con la música a otra parte.
    Fue un placer cantar para vosotros.

  • Beauséant

    humm me debí explicar mal 😉

    quería decir que lo importante es precisamente eso, el como lo cuentes, la música que pongas, la banda sonora.. todos podemos sentir o pensar cosas parecidas, pero lo que distingue a los grandes de verdad es como son capaces de contarlo, como los escuchas y dices, coño, es exactamente lo que quería decir…

    por eso cada vez que me pongo a escribir algo y me acuerdo de Cortázar y tantos otros me deprimo, ellos ya lo han contado todo de la mejor forma posible, ahora sólo me queda hacer burdas repeticiones …

    por mi parte podeís seguir tocando por aquí cuando gusteís, porque en mi mp3 ya llevaís tiempo haciéndolo 😉

  • billy joel, QUEEN, bon jovi (contentosos)

    🙂
    Nosotros cuando tocamos, también creemos estar bastante lejos de llegar a ser lo que fueron los grandes genios de la música… Nos quedan nuestras pequeñas versiones, “burdas repeticiones” de sus mejores temas…
    Pero, ¿no es verdad que lo importante en un artista es conseguir emocionar al que escucha?…
    Tú con nosotros y con esta historia lo has conseguido… (algo que aún no ha hecho Cortázar…)

    Nos vemos en los pasillos del metro, a ver si ganamos pa´ unas alas nuevas (resistentes al Sol)
    😉

Leave a Reply

Your email address will not be published.