leer,  mirar

Estaciones de ida

Me gustan las estaciones de tren y los aeropuertos, quizás porque sean lugares anónimos donde uno puede jugar con la idea de desaparecer al menos por un instante. Basta detenerse un momento y escuchar a la adolescente llorando al otro lado del teléfono por un amor imposible, o mirar al ejecutivo agresivo que en el fondo se siente un perdedor, para sentirse parte de una película más grande que nuestras propias vidas. Más grande e inabarcable, las situaciones y los decorados cambian al ritmo marcado por un guionista demente al que nada le importan las tramas ni los argumentos. Algunos lo llaman Dios, pero basta salir a la calle, hasta los cartones repletos de inquilinos insomnes, para saber que Dios no tiene nada que ver con todo esto.

Y luego están las fotos, claro. Me gustan esas fotos de gente saliendo y entrando en viajes que siempre imagino de ida. Al parecer esta prohibido hacerlas, y siempre hay alguien escondido detrás de un uniforme que te lo recuerda con una amabilidad que depende del talante y del día. Pero eso nunca nos ha impedido hacerlas ¿verdad? Luego tenemos otro problema: poca luz, mucho movimiento, balance de blancos…

Una fotografía es, simplificando mucho, llenar una película con luz durante un tiempo determinado. O, si queremos coger a la metáfora por el cogote, como llenar con agua (luz) un vaso (película) durante un tiempo marcado por nuestros deseos. Podemos optar por rebosar el vaso (foto con demasiada luz) o dejarlo vacío (una foto oscura). Además podemos elegir un vaso pequeño, que sería una película con una ISO alta, o uno grande. Si usamos un vaso pequeño tendremos una de esas fotos con mucho grano que parecen tener poco contraste y sin variaciones de color. Los grandes, por el contrario, nos darán mucho más detalle a costa de necesitar más tiempo para ser llenados.

Si nos encontramos en un concierto, una estación o de noche y sin trípode, tenemos que, siguiendo el ejemplo anterior: Usar una ISO alta, oscurecer un poco la película y utilizar la velocidad más alta posible para no mover la foto. Si hacemos todo eso obtendremos una foto correcta, pero normalmente bastante fea al ampliarla.

Es entonces cuando viene en nuestro socorro Daido Moriyama. Supongo que la idea que hay detrás es decir: Bueno, si, no tengo forma de hacer una buena foto, por lo tanto la forzaré para que mis defectos parezcan ventajas buscadas a propósito. Puede parecer extraño y retorcido, pero los de Mac llevan haciendo eso con cada producto y les va genial.

La primera vez que leí algo sobre este tema fue en Microsiervos, que apuntan una serie de enlaces con una explicación detallada e incluso un plugin para Adobe Lightroom.

Espero que os sirvan de excusa para desempolvar la cámara y seguir molestando a los guardianes de cuanta estación, aeropuerto o estación de metro que se cruce en vuestro camino.

16 Comments

  • tumulario

    Ha quedado clarísimo (u oscurisimo según sea la foto).
    Gracias por compartir sus conocimientos con nosotros. Quizas algún día me atreva a enseñar mis fotos.

    Un abrazo desde mi túmulo

  • mbi

    Ha sido un placer pasear por tu blog.
    A mí me encantarón siempre las zonas de paso, estaciones, aeropuertos.
    El anonimato y el cambio proporcionan una misteriosa forma de sentirse libre, con posibilidades de *encuentros*, *cambios*, vida…
    Unas fotos entrañables trasmiten un espíritu literario.
    Coloco un link

  • Ele de Lauk

    Qué buena lección ! Justamente estoy por comprar una cámara , nada muy importante porque no sé de fotografía . La reeleré cuantas veces sea necesario. Interesantes la relaciones de luz, etc .

    Esos ” no lugares ” como los llama Marc Augé , albergan un enjambre de seres anónimos que sólo están de paso . Y , sin embargo , cuando uno espera y observa , puede adivinar historias o tejerlas . Yo prefiero las estaciones de tren , me parecen más humanas , más transpiradas y calientes .
    Saludos .

  • Beauseant

    La verdad tumulario es que es un paso complicado aunque, en mi caso, más fue lo de escribir. Quizás porque la escritura siempre me ha parecido más objetivo que la fotografía que, al final, depende de muchas más cosas..

    Eso mismo mbi me pasa con muchas fotos de Daido Moriyama, que me hablan de lugares comunes en los que nunca he estado. De gente de la que apetece saber sus historias.

    Me encanta esa definición Ele de Lauk no lugares.. Las estaciones de tren siempre son más humanas, al menos el número de sonrisas por metro cuadrado es más alto que en otros no lugares.. Lo de la cámara, si de verdad te interesa, opta por algo intermedio. Es decir compacta y barata pero que tenga algunas opciones como prioridad a la velocidad, prioridad a la apertura, modo manual etc etc..

    Pues el placer es mutuo StraVagantzZa porque te había perdido la pista.. ¿Nueva casa?

    Pensaba isaboh hacer algún chiste sobre tu macquito pero viendo lo que hace tu pájaro con él casi que entiendo esos cambios de color 🙂

  • koffee

    Oiga… éstoooo… se me disculpe la ignorancia… un… un Mac es como una Underwood con televisor plano incorporado?.
    (La segunda foto de la escalera me ha traído a la memoria el día en que una de ésas se “comió” mi chancleta de goma al volver de la playa).

  • Beauséant

    Es una sensación complicada de explicar Nikaperucita, pero no hace falta grandes explicaciones para entenderla. Es extraño, pero como decían por ahí arriba no ocurre con otros sitios, en teoría, idénticos.

    Precisamente Alter Ego es en estos tiempos en las que debemos más que nunca ejercitar nuestro derecho al pataleo. Cualquier cosa menos morir en silencio !!!

    Me encanta Cosechadel66 la frase del MAC 🙂 Es verdad, todos convertimos nuestros horribles defectos en ventajas.. nunca lo había pensado.

    Me cuentan koffee que algún directivo de MAC se ha suicidado al leer tu comparación 🙂 Pero si, es cierto, es una underwood pero sin el encanto de las teclas chocando contra el papel. Oye, digo yo que por tu tierra están muy mal enseñadas las escaleras ¿no? aquí las dan de comer tres veces al día (turistas ingenuos) para que no hagan eso…

  • mono dorado

    Ey, esto esta cambiado?

    Sí, los aeropuertos son geniales, son sitios inspiradores donde la gente se abraza, y estan llenos de sentimientos limpios. Tristeza o Alegría, por volver o por regresar.

    Las fotos de las escaleras me han parecido super interesantes…si señor. Te curras tu blog. Eres un artesano.

  • Ybris

    Leyéndote me han entrado ganas de apostarme subrepticiamente tras la realidad y llenarla con la irrealidad de mi imaginación.
    Aunque sea imposible.

    Un abrazo compartido en la misma estación.

  • Bst

    Ya ves mono dorado hemos dejado suelto al informático cinco minutos, y ha empezado por la versión de WordPress y veremos donde acaba.. Me alegra que te hayan gustado (ya nos dirás si te animas a intentarlo), no sé si el resultado se encuentra o no a la altura, pero tiempo si que empleamos, si 🙂

    Es extraño Marvel Girl que tanta gente piense siempre en huir a cualquier lado, parecemos moscas atrapadas dentro de un bote de cristal.

    No, no es imposible Ybris se puede hacer, pero sólo dura un instante. Para eso se encuentran los libros, algunas canciones, ciertas personas y, claro, las drogas 🙂 Por desgracia ninguna de esas opciones dura para siempre, aunque quizás sea mejor así, es necesario volver a la normalidad para querer huir de ella …

Leave a Reply

Your email address will not be published.