leer

Él

Le gustan las manzanas, Paris, y “time after time” de Cindy Lauper. A veces se aburre y, no contento con ello, lo escribe en su moleskine y luego me deja leerlo. Yo cuento hasta diez, le miro, sonrío y me pregunto porqué coño todos los guapos de mi vida han de ser cortos. Porqué. Porqué tiene los ojos del color de una de esas mentiras preferibles a cualquier verdad, y una sonrisa a medio camino entre la prepotencia y el azul del cielo de Malibú. Yo lo sé. Sé que entre aeropuerto y aeropuerto, compra revistas de moda y sacia su vanidad mirando sus propias fotografías. Lo sé. Sé que es cristal de bohemia, gemelos de platino, gama de alta cilindrada. Lo sé. Sé que algunos días me mira y ve en mi lo que podría llegar a ser. Quizás. Lo que no soy. Sé que no entiende nueve de cada diez cosas que digo, que le aturde que siempre tenga una teoría para todo, una explicación. La explicación. Que confía inocentemente, de un modo ciego, y se deja caer en mis manos como la más delicada pieza de joyería. Sé que sus ciento noventa centímetros jamás albergarán una mente preclara, un genio de las finanzas o de las letras. Sé que sus labios de polo de fresa no pronunciarán nunca versos de Neruda. Lo sé. Sé eso de él y mucho más pero… ahora, aquí, mirándolo dormido sobre la cama… francamente, queridos, todo eso me importa un carajo.

10 Comments

  • Lena

    A mí me parece adorable que le gusten las manzanas y París.
    Y que le guste “Time after time” de la Lauper lo hace perfecto.
    Porque tener con quien cantar esa canción, a gritos, en libertad, sin prejuicios, aceptando y disfrutando los 80´s, dejando todo de uno en las notas altísimas de la Lauper, desafinando a duo es una forma de amor.

    Un académico sirve para disertar.
    Un artista para gozar de su obra.
    Un poeta para que seamos su espejo.

    Él para la complicidad.

    (Una sonrisa azul malibú no se ve todos los días).

    Me encantó el texto.

    Me hizo recordar a un “ÉL” que quise mucho…no tan perfecto, no tan bello pero siempre dispuesto a cantar “I can´t fight this feeling anymore” de R.E.O Speed Wagon. Al borde de la lágrima y de la risa. Hasta quedar afónicos.

    Beso

  • Ybris

    Siempre dije que yo era asquerosamente parcial con aquellos de quienes me fío.
    Por eso me identifico hasta el fondo con lo que escribes.
    Y quien dice cama dice tantas otras cosas posibles…

    Admirable, Artista. Te superas de una vez a la siguiente.

    Un gran abrazo.

  • koffee

    Como en los últimos tiempos no me queda otra que nadar en el conformismo puedo decirte que al menos es guapo, alto y con dinero… aunque aún así los prefiero con ojos del color de los pinos del Mediterráneo… quieres que te diga!.

  • Francisco

    Había escuchado aquello de “Trophy wife” (Novio trofeo?), nunca le presté atención hasta que tuve una, mantener su brillo era bastante costoso y pronto la miré como a cualquier hermoso cuadro de la casa, los cuadros molestaban menos…se fue.

  • bambola

    vaya,como que lo he escrito yo hace 3 años. A veces echo de menos este “trofeo” no por lo que decia o me hacia sentir mas por la censacion que el mundo puede ser perfecto sin esfuerzos, ambiciones, luchas, solo asi como lo a hecho El 🙂
    bonito texto, saludos

Leave a Reply

Your email address will not be published.