leer,  mirar

el final del camino

El final del camino es un inmenso mar del que ya no se vuelve y al que te enfrentas con las manos desnudas y en completa soledad. No más juegos. No más bombas. No más caminar. No más diversión.

Olvida el resto porque ya apenas queda nada. Sólo ese azul eterno que te mira sin descanso, y esa luz y toda esa furia bullendo en la punta de los dedos.

Ahora, justo ahora, cuando toda esa rabia ya no te sirve para nada.

¿Cómo has podido ser tan idiota?

perro guardian

«No más juegos. No más bombas. No más caminar. No más diversión. No más nadar. Sesenta y siete. Eso es diecisiete años más allá de los cincuenta. Diecisiete más de los que necesito o deseo. Aburrido. Estoy siempre cabreado. No hay diversión para nadie. Sesenta y siete. Te estás volviendo codicioso. Actúa en consonancia a tu (vieja) edad. Relájate.Esto no dolerá».

Hunter S. Thompson (nota de suicidio)

 

5 Comments

  • María

    ¡Cómo vamos a atrevernos a decirte nada !
    Solo espero y deseo que no tengas 67 años, ni la misma mala idea que él… sé que no, porque … TÚ NO TIENES NADA DE IDIOTA.

    Un beso.

  • Brisa

    Morir después de morir seguro que tiene que doler…. Y es curioso que el único antídoto para eso sea vivir cuando aún estas vivo. Seguro que el lo sabia aunque igual lo recordara tarde y nosotros no podemos olvidarlo…

    Un abrazo con latidos.

  • Anonymous

    BEAUSÉANT, por favor, cuando puedas nos dices que estás bien, vale?… espero que lo estés. Sé que lo estás.

    Fdo:
    Una idiota preocupada ;- )

  • Beauseant

    Hay una edad mental, María, y otra física.. y no siempre coinciden.. Lo de idiota lo tengo mas claro, lo soy y bastante:)

    Siempre cuesta, Borja, es complicado mirarse al espejo cada mañana y no acabar comprendiendo lo que hay al otro lado, pero se tarde en llegar…

    Me ha gustado la frase inicial, Brisa, se puede morir dos veces, ¿verdad? Mejor no olvidarlo..

    Todo en orden anónimo 🙁

    No quería asustar, es verdad que últimamente estoy leyendo demasiadas cosas de gente muerta y, como en este caso, me parecen de una gran (y difícil) honestidad. Supongo que cuando ya has dado todo por perdido es fácil verse con sinceridad..

    Lo dicho, mis disculpas si he podido asustar a alguien.. Habría estado bien dejar el blog ahí con esa última entrada, ahora que lo pienso 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published.