leer,  mirar,  otra vida

diario de un salmón

veranito

Antes de marcharme de tu vida para siempre me recordaste desde el quicio de la puerta que era inútil, que las personas como yo estábamos condenados a no descansar nunca en sitio alguno. Lo único que nos guía es el gen de un extraño inconformismo perdido en alguna de las vueltas del A.D.N.

El día que encontremos algo que no queramos perder, ya no tendrá sentido: habremos muerto.

A veces es el camino ya recorrido el que te impulsa a negar la vuelta atrás, y te obliga a seguir caminando sin esperar nada más allá de la búsqueda en torno a la cual has atado todos los principios y finales. Trazando los días como las líneas febrilmente garabateadas en el diario de un salmón empeñado en seguir río arriba.

Si pudieses atraparlo entre las manos y le preguntases por el motivo de ese empeño. Si le hablases de los osos y pescadores cargados de trampas en cada revuelta del arroyo, te miraría sin inteligencia y coletearía desesperado por escapar de tus manos y seguir su camino.

Es difícil luchar por ser uno mismo cuando todos a tu alrededor esperan que seas cualquier otra cosa. Pero un salmón, un buen salmón, nunca deja que esas cosas perturben su ruta.

Arriba, río arriba.

12 Comments

  • Adolfo

    Pues tienes razón, un salmón es mas completo que nosotros y sabe cual es exactamente su principio y su final, y no nosotros, ingenuos humanos que con tantos principios apenas acertamos a saber que ocurrirá mañana. Puestos a ser, yo me pido gato persa (hace lo que le sale en gana, le dan de comer, le llevan al veterinario y además entra en la cama de su dueña sin pedir permiso, de un salto. Menudo chollo).

  • Beauséant

    El problema, MO, Adolfo, es precisamente ese: que no hay elección, nadie puede decidir cuáles serán sus cartas ni la manera de jugarlas. Además, Adolfo a los gatos los humanos tienen la desagradable costumbre de querer castrarlos, no digo nada 🙂

    Quizás Lady Day en eso consista la valentía, ¿no? En saber cual será tu destino, y aún con todo y con eso seguir adelante…

    Los salmon-etes, querida Marvel Girl, son otro tipos de criaturas que, a pesar del nombre, nada tienen que ver con los salmones, ellos estan condenados a ser felices …

  • yui

    Me quedé pensando en eso del ADN, creo firmemente que lo en verdad importante o lo que en verdad pone contento a Dios es no dejar de evolucionar, creo que es la misión de todo ser vivo.

    A lo mejor hasta de todo ser no-vivo.

  • Beauseant

    Lo de esta en mi naturaleza, lademarbella siempre me ha sonado a excusa de delicuente 🙂 Pero en este caso bien podría ser cierto, una especie de mandato grabado en el ADN, como dice yui que obliga a seguir hacia delante, a no dejarse caer al primer intento.

    Esa frase, Cosechadel66, es para masticarla con calma 🙂

  • Irene Comendador

    Vaya vaya con los salmones, pues aunque su elección sea mas facil o dificil que la nuestra, al menos saben (en cierta manera) que les depara el futuro, nosotros tomamos caminos que no tienen retroceso, y los que lo tienen el orgullo se cierra a tus espaldas con bastante frecuencia, ná, ni caso, que es una ida de pinza despues de esta historia tan chula, me gusta ;D
    Un beso compañero

Leave a Reply

Your email address will not be published.