…de aquel dulce verano…

Todos los veranos acabaron aquel  verano. En octubre encontré otro rostro encantador y conseguí olvidar varios días el tuyo… Acabé matándole siguiendo, supongo, esa estúpida teoría mía de matar para no ser hombre muerto, de engañar para no ser engañado… En noviembre llegó otro, y otro en diciembre, y otro en enero, todos hermosos, todos torpes… Me hice con una gran colección de corazones robados que utilizaba de posavasos y.. cuando me harté de que todos nunca fuesen tú, cerré los ojos y huí por un skyline de humo de tabaco y nada. Nunca. Nunca más volví a comprar postales del pueblo costero de aquel verano

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

4 thoughts on “…de aquel dulce verano…”