leer

Abrazos gratis

Es de un tiempo a esta parte que me voy por las ramas, que divago más de lo necesario, que ante mis extrañas ideas se me dibuja en la mirada una cenefa de incomprensión… será, quizá, porque ahora que a ti te ha dado por eso de los abrazos gratis yo estoy más por el punk y por la literatura barata…

… es muy tarde, ¿verdad? Muy tarde para estar escribiendo, para haber bebido tanto… o muy pronto… para haber bebido tan poco… Y empiezo queriendo hablar de esto y lo otro, pero así, de pronto, naufrago y me acuerdo de cuando me decías que no me dejase abrazar y evitaría puñaladas traperas, y yo no me dejo, pero ya voy por la enésima reconstrucción de columna vertebral… por la enésima copa… por el enésimo pitillo… Y sigo divagando, ya ves, por el mismo motivo que juego al tiro al blanco con el cristal de bohemia, por placer o por hastío o porque no puedo evitarlo… por el mismo motivo que no me dejo abrazar…

….y todo eso no es lo importante… lo importante es que de un tiempo a esta parte el sol parece más oscuro… o son mis pupilas??? Las pupilas del desencanto, decías tú, y no te dejes abrazar… jamás… nunca… y yo asentía, y que conste que si fingía entenderte no era por lo bien que te explicabas…

Ahora siempre tengo la sensación de que ya todo está escrito… Aprovecha para hablar quien puede… Reina el silencio… Y yo me pierdo otra vez, y las ideas se me enfrentan en el aire en combate desigual, y pasa que yo quiero hablar del undécimo mandamiento, prohibido fumar, y acabo recordando que mañana, con la resaca, olvidaré enviarte contrareembolso el último abrazo que no me dejé dar…

15 Comments

  • ipathia

    Ciertamente muchos abrazos tienen trastienda: lo confirma alguien a quien el desgaste de vértebras va a empotrar en un corsé… una vez más.

  • Isthar

    Y mientras uno se descose por las vértebras se pregunta si eso de que no gana quien no se arriesga, sería la frase de propaganda de un puzzle para masocas en el que siempre sigue faltando una pieza, en el centro, donde duele.

  • la pequeña tortuga

    A pesar del riesgo de rotura que corre uno dejándose abrazar, yo creo que merece la pena arriesgarse porque las roturas de columna y de alma son de las pocas que se van soldando con el tiempo, al contrario de lo que ocurre con las roturas del cristal que cada vez son más frágiles

  • Eloísa

    Abrazos que axfisian, silencios que embargan, escritos que por escritos por enésima vez, quedan…y todo vuelve a empezar con las copas de los pensamientos y la resaca de los planteamientos

  • anonimo

    Y me pregunto yo…qué será más importante? abrazar o ser abrazado? o acaso el abrazo ha de ser siemple doble? y si es siempre doble (o triple, para viciosos) será posible que ambas partes del abrazo pesen exactamente lo mismo? yo creo que siempre hay un decimal, una centésima que los diferencia, que es la que origina el desequilibrio; si no quereis caer en el abismo, no os abraceis…como mucho, meteros mano, que llega.

  • Marjorie

    El alma que no se deja abrazar siempre guarda un secreto: desea intensamente que la abracen.
    Pero no es uno pasajero el que necesita, sino aquel que la envuelva en la seguridad de que será por siempre amada, puede dormir tranquila en esos brazos…
    Por eso no lo permite, hay muchas imitaciones en el mercado, pero sólo uno podrá ser verdadero y sabe que no será fácil encontrarlo.
    Amo esos momentos de aparente debilidad, en los cuales el alma queda desnuda, embriagada de la vida (y el alcohol a veces 🙂 ), sin saber más que decir, sólo esperar, y sentir ese dolor tan intenso que provoca estar vivo y buscando…
    Momentos en los que sólo puedes ser tu misma, y a pesar de lo que parezca, lo disfrutas intensamente.

Leave a Reply

Your email address will not be published.