leer,  mirar

os veo

Os Veo

Resulta casi obsceno veros regresar una y otra vez al punto de partida de vuestros errores. Hey, tíos, os grito, despertad de una vez, lo que quiera que estéis buscando ya no se encuentra aquí. Pero no me escucháis, porque soy la jodida voz de vuestra conciencia, y cada noche os esforzáis por estrellarme, como buenos profesionales del olvido que sois, contra cubitos de hielo flotando en un mar de ginebra.

Os veo cabalgando a lomos de vuestras vidas con las riendas firmas cogidas en la mano y pienso, que vidas más interesantes os poseen. No os afecta la rutina de Lunes a Domingo, y vuestros ojos parecen inmunes al cansancio de toda una vida amagando sonrisas que son apenas la sombra de una sonrisa verdadera.

Os veo en los bares y cafeterías, eternos e inmutables al otro lado del escaparate, sonriendo y hablando, hablando todo el rato para intentar escapar de esa rutina que acecha tras cada silencio sin dialogo. Os veo en tiendas y supermercados intentando atrapar puñados de sueños en bolsas de colores. Os veo cuando regresáis a vuestras casas al anochecer, y lanzáis unas monedas al montón de trapos que duermen en la esquina. A veces, muy pocas, os detenéis y me miráis con la guardia baja, sin una sonrisa que acuda al socorro de vuestros pensamientos. Siento la tristeza clavada al fondo, cruzando por vuestros ojos como un lobo caminando solitario en la nieve.

¿Sabéis? Siento ser yo quien lo diga, pero en el fondo no somos tan distintos. Toda una vida luchando por no ser como yo, y al final vosotros, vuestros sueños y los míos, intentan remontar el vuelo con un ala rota.

11 Comments

  • Beauséant

    Lo importante Elena -sin h- no es que te guste o no la ginebra, lo importante es que no intentes ahogar nada con ella 🙂

    Yo creo que todo miramos, Miriam G. , a veces sin querer y a veces no con los ojos, pero mirar mirar, siempre se mira ¿no?

    Sueños Antiguo Niño del Caleidoscopio bonita palabra para encerrar todo aquello que nunca cumplimos. Al final Wanda todos nos parecemos un poco porque, efectivamente, no somos tan especiales o, si lo prefieres, todos somos especiales, que es tanto como decir que nadie es especial, además de ser una putada el mono dorado

    No dejes Pi de buscar, aprender y soñar porque alguien te siga de cerca, eso es casi tanto como renunciar a ser uno mismo.

    Un final Eme y un principio adictaacruzarenrojo .. Vaya, muchas gracias, ahora solo queda salvar lo del medio 🙂

    Hey Lola Gracia eso me suena de una canción, por desgracia soy duro de oído y terco de memoria.. ¿Me ayudas?

  • Beatrix

    Remando, nos pasamos remando para llegar a “algunlugar” y cuando llegamos nos morimos de nostalgia por volver al inicio, pero claro no lo aceptamos..

Leave a Reply

Your email address will not be published.