leer,  mirar

lo mejor…

Lo mejor de no haber tenido metas es que nunca-nadie podrá permitirse el lujo de decir que nos estábamos desviando.

9 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.