leer

Leviatán a pilas

Mi madre me ha comprado un coche teleridigido, una monstruosidad llena de ruedas y luces de colores. Eso es algo que hace mucho últimamente. Se sienta a mi lado y me pregunta cosas que carecen de sentido; intenta ponerme al día de todos esos memes que la vida me enseño por su cuenta y a destiempo. Conversaciones que debimos tener hace mucho y nunca se produjeron, quizás porque nunca fui un chaval fácil de tratar, o porque ella no tenía experiencia en enfrentarse al puzzle incompleto que es el alma de cualquier niño a esa edad.

De alguna forma esa es su manera de intentar cuadrar el balance para arreglar ese primer momento en que todos decepcionamos a nuestras madres, y rompemos de forma definitiva ese vínculo mágico de cariño y amor. El instante congelado en la memoria en que matamos al niño, y nos descubren por vez primera como hombres adultos a los que mirar con toda la duda y el resquemor acumulados por su raza durante siglos.

Con todo esto quiero decir que no tengo ni idea del motivo por el que me ha comprado este pequeño leviatán a pilas. Y no importa, ahora las horas muertas las paso guiando a mi pequeño siervo por las profundidades del salón. Siempre quise tener uno aunque nunca se lo dije, esa es la verdad, y supongo que esta es mi forma de cerrar el balance con esa etapa perdida de mi vida.

¿Sabéis?, siempre creí que tendría un coche teleridigido antes que conocer el sexo como algo más que un concepto abstracto, y ahora que se ha invertido el orden no sabría deciros cual de las dos cosas ha sido más decepcionante.

24 Comments

  • Clínica Durden

    Nunca es tarde. Quizás yo también disfrute algún día con todos aquellos sueños perdidos. A fin de cuentas, sólo somos aprendices de esta vida que nos enseña con sabia experiencia a sobrevivir en un mundo de días soleados y noches grises.

  • la chica triste de la parada de autobús

    Hay cosas que, si no llegan en el momento adecuado, vale más no conocer nunca. Es mejor la ilusión del recuerdo de un deseo nunca realizado que la decepción de una realidad tardía, creo yo. Aunque, ¿qué sé yo?

  • Brisa

    Dar por finalizado un ejercicio, creo que deja una sensación de descanso. Otra cosa es analizar el balance. Así que creo que lo mejor es disfrutar de tu leviatán hasta que se le acaben las pilas, sin hacerte demasiadas preguntas….
    Besos ¡¡

  • Sherezade

    Es lo que suele pasar con las ilusiones que alimentamos con mano firme, al final resultan decepcionantes. Al menos nos queda el consuelo de pensar que de la misma manera existen cosas que pensamos nimias y terminan resultando mucho más especiales que esas ilusiones primigenias.

    Hoy parece que soy optimista pero es sólo una ilusión de domingo 😉

  • prazsky

    Tiene algo mágico el romanticismo entre paredes que se desconchan.

    Médem escribió en aquella película que podía contar su vida uniendo casualidades. Yo soy más realista, creo que las vidas se cuentan uniendo sueños rotos, o decepciones.

    Una vez dije que comencé a hacerme mayor cuando le pregunté a mi padre que era el comunismo. Estas cosas siempre son procesos largos, en mi caso siempre demasiado. Siempre llego tarde a todos lo sitios, creo que es por el miedo.

  • Ybris

    ¿Cerrar balance con un juguete?
    Juguetes y sexo suelen ser decepcionantes cuando la vida es -o la hacemos- decepcionante.
    Casi mejor seguir haciendo anotaciones de entradas interesantes.
    Aunque sólo sea por probar.

    Abrazos.

  • Beauséant

    Hola Durden, me alegra ver que ya te dejan conectarte a Internet.. Los hombres de batas blancas dicen que pronto estarás bien, pero a todos nos aterra lo que eso significa…Esperemos que tengas razón y que nunca sea tarde..

    Sabes más cosas, Chica triste de las que te atreves a reconocer.. Mejor vivir entonces en el mundo de las ideas que en de las realidades, hacernos un pequeño refugio lleno de libros y viejas canciones que hablan de perdedores. Girando nuestro pequeño leviatán querdia Brisa mientras tenga pilas y ganas de hacerlo…

    Qué susto Sherezade pensaba que te habían cambiado, debes ser una criatura excepcional para ponerte optimista precisamente un Domingo lleno de lluvia. La vida debe ser, sobre todo, un montón de esas pequeñas cosas a las que no damos importancia ¿no?

    No te culpes prazsky, siendo honestos el miedo y no otra cosa es lo que nos permite seguir vivos y no picar el billete en la primera curva. Es cierto que la vida se traza con sueños rotos y decepciones, pero todas esas piezas deben estar unidas con un poco de ilusión, mucho más pequeña e insignificante pero necesaria.. Bah, no me hagas mucho caso, cuando intento ser optimista sueno forzado 😉

    Esa me ha gustado Ybris me he sentido un poco como el mono ese que aporreaba la máquina de escribir soñando con ser como Shakespeare.. Sólo por probar, qué coño, pues no es mala idea.. Al menos haremos un poco de ruido…

  • luciebryce

    Yo siempre pienso que ¿Y lo bonita que era la vida cuando no teniamos sexo? Parece que el sexo solo nos produce ansiedad y dependencia, en cambio, de pequeños, nos conformabamos e ilusionabamos durante dias con un nuevo juguete. Cuantas cosas y sensaciones se quedan perdidas y olvidadas… Que lástima…

    -Lucía-
    http://www.luciebryce.es

  • gaia56

    Desde luego el coche teledirigido le veo menos atrayente. Yo también me preguntaría sobre un regalo así… porque después la vida se deja teledirigir aún menos.

  • Nepomuk

    Bien… hace poco alguien me dijo que te pasas la infancia y juventud necesitando a tus padres, hasta que un día descubres que de pronto son ellos los que te necesitan a ti.

    Y… reparte bien las culpas, Beau 🙂 El sexo nunca es decepcionante. Sólo las personas que elegimos en un momento dado, en plan cupido rollizo, a ciegas, y con la testosterona desbordando por las orejas. Tchsk… si no fuéramos pura química…

  • la pequeña tortuga

    O sea que te regalan el cochecito teledirigido y resulta que no eres más feliz….al final va a ser que las expectativas que nos generamos diariamente no hacen más que crearnos insatisfacción….mpf qué difícil es todo

  • obdulia

    Me permito -desde mi segunda infancia- aconsejarte acerca de cómo modificar la potencia del coche, no mucho más difícil que cambiar la plantilla de la web, créeme. Quítale las pilas y en el hueco introduce un pequeño motor a gasolina; échale unas gotitas de éter y en la recta del pasillo despegará atravesando el sillón capitoné de orejeras. Y a gosáaaaaaaaaaaaar!!!!!!!

  • Beauséant

    me temo que eso luciebryce es porque somos más esclavos de nuestras hormonas que de nuestro cerebro.. Tantos millones de años de evolución y aún seguimos presos en el viejo juego de la supervivencia..

    na, gai56 es mejor no hacerse preguntas, disfrutar con lo que venga.. y, claro, con lo que se deje dirigir 🙂

    si, adictaacruzarenrojo que esa frase encierra un poco de todas nuestras vidas.. lo malo es cuando, tiempo después intentamos sin éxito resucitarlo, danieli y queremos seguir jugando como siempre, sin preguntas ni responsabilidades de ningún tipo.

    me has pillado Nepomuk, mucho en esa fase andamos ahora, y sospecho que no estoy a la altura del buen hijo que ellos se merecen.. Si usted me dice que el sexo no es decepcionante, más allá de ese breve instante de comunión, tendré que creerle 😉

    ese es el truco la pequeña tortuga no conformarse nunca con nada, siempre pedimos algo más y eso, claro, es una mierda, pero también es lo que nos hace andar…

    Sospecho obdulia que ese consejo va en contra de todas las leyes medioambientales y de la lógica.. por eso suena tan jodidamente divertido 😉 Ah, y no tengo un sillón de esos, siempre me han dado la sensación de querer atraparme en su regazo … manías de pequeño, ya sabes 😉

  • eva bouvois*

    Supongo que hay veces que las cosas no llegan cuando deben y que uno tiene que hacer mucho más de lo que esperaba por su cuenta. No me gusta imaginar a alguien sentado en el sofá, dirigiendo su nuevo coche teledirigido y esperando simplemente a que se le acaben las pilas. Entiendo que es más profundo pero creo que ese vínculo no desaparece del todo. La vida no es decepcionante para siempre, solo hay algunos momentos o personas q hacen mucho daño…

    Es duro esto que escribes… Y tengo que decirte por muy inoportuno que sea, que me dejas boquiabierta con la manera como está escrito. Es directo pero a la vez tiene alma. Es muy sentido y eso no es fácil de hacer. Me ha llegado mucho.

  • Alvaro

    A lo mejor quien cerraba balance era el coche contigo. No te puedes fiar de estos juguetes. A lo mejor nunca habia jugado, y habia sido siempre carne de estanteria. Nunca se sabe.

    Saludos desde el agua

  • Eloísa

    ¿Estás completamente seguro que ella no tenía la suficiente experiencia para enfrentarse al puzzle incompleto del alma de un niño? No me hagas reir y piensa una cosa JAMÁS subestimes a una madre. Siempre te pueden dar sorpresas. No, hijo mío, las mamás nunca dejan de enseñar en la vida, aún incluso después de muertas. La mía me lleva frita últimamente 😛

  • Beauséant

    A mi, sin embargo, eva bouvois me ha llegado tu comentario.. Supongo que ese es un problema al que algún día tendré que enfrentarme, ya sabes, el levantarme del sofá y empezar a mover las cosas que no quieren moverse solas.. Y todo eso, claro, antes de que se me acaben las pilas, y sólo sea capaz de hablar en pasado con nostalgia.

    Es una buena pregunta Alvaro no tengo muy claro de dónde ha salido. La verdad es alguna vez le he sorprendido una mirada extraña cuando estaba de espaldas…

    Como siempre Eloísa dando un capón en mi pobre cabeza 😉 Estoy seguro que las madres tienen mucho que enseñar, pero la mía es demasiado lista y, a veces, sabe hasta cuando dejar de serlo…

    Si, csrce y además el papel lo aguanta todo y nunca te recrimina nada.. Eso sin contar el gasto en pilas 😉

  • Beatrix

    Es un momento un poco de terror cuando uno ve a la mamá a la cara y ya deja de verla solo como una madre inmaculada y la mira como cualquier otra mujer sobre el planeta..
    Suerte con tu artilugio

  • Antiguo Niño del Caleidoscopio

    Bueno, ¡terminé! y despus de perderme en tooooooooodos las entradas de aquí… y son todas, que bien me ha sentado leer, me planteo o mejor dicho planteo una cuestión: El Artista del Alambre está formado por un grupo de grandes pensadores de nuestro tiempo, bajo mi humilde opnión, y por grandes pequeños literatos pero…¿EVAM sigue tan vivo aquí como en sus textos?

    Descubrí este sendero de equilibrios por una entrada en mi blog, ya visitado por uno de mi destinos internáuticos por definición y por simple alevosía: éste, que hacía mención al Vertiginoso Atleta Moral y me lamentaba de la no continuidad y una compañera de la lista de Lapido me dejó un comentario sobre la existencia del Artista del Alambre y la posibilidad de que EVAM formase parte de esto, tanto si si como si no, me dejaré llevar por la inercia de equilibrio, cuando no lo pierda, (cuando pierdo el equilibrioooo gran tema de los Cero) y me pasearé por aqui, que es un lugar donde se está muy agradablemente desconcertado.
    Y mis saludos y respetos a los siempre presentes sobre estas líneas, y en especial a Eloísa, que no se porqué, sus líneas me inspiran ternura.

    …Si sale esto es que aun se sumar… y no me ha influido mucho mi San Ballentines – Cola de anoche

Leave a Reply

Your email address will not be published.