leer,  mirar,  otra vida

palabras

Arden en mi memoria palabras que hubiese querido olvidar. Se consumen en un fuego que no cesa y que deja un rastro visible sobre mi piel. No son heridas, son tatuajes que contemplo al mirarme en el espejo y que intento, de momento sin lograrlo, entender y descifrar.

Me educaron para creer que los golpes recibidos eran valiosas lecciones, parte de un aprendizaje que, envuelto en el engañoso envoltorio de la experiencia, me ayudaría a afrontar la enorme recta final que sería mi vida. Una vida, era el mensaje implícito, que sólo tendría sentido si lograba obtener de ella aquello a lo que estaba destinado.

Destino, esa es otra de esas palabras que no logro descifrar. Destino, orgullo, honor, paciencia… palabras que parecen querer decir una cosa y que se convierten en otra diferente cuando dejas de mirarlas.

Empiezo a sospechar que llega un momento en que ya no se aprende nada y sólo queda derribar todo lo que asumimos como verdadero. Que esos tatuajes sobre la piel no pretenden ser mensaje ni enseñanza. Son sólo un recordatorio ante el espejo de las cosas que perdimos, las que renunciamos por cobardía… las que no sabíamos ni tan siquiera que existían.

8 Comments

  • Luz

    Uf, las palabras, esas que tienen vida propia que un día se adueñan de ti y al otro ya han cambiado; ellas se van y uno se queda con lo que fue y ya no es.
    Y si te dicen que son la verdad, te vas quedando con espectros pesados y dolorosos, vacíos.

    Es triste lo que has escrito y con ese símbolo del fuego consumiendo, creo, el esqueleto donde alguien o tú se han apoyado.

    Profundas “palabras”, tremenda reflexión y una foto excelente.

  • Toro Salvaje

    Nos prepararon para la vida como si ellos fueran ejemplo de algo positivo.
    Y así nos fue.
    Tarde o temprano todos estrellados en cualquier mes de cualquier año.

    Saludos.

  • evavill

    En ocasiones es necesario “deseducarse” para poder estar en paz y encontrar sin condicionantes externos no sé si nuestro destino, palabra que me parece demasiado grandiosa, pero sí ese algo en el que nos sentimos cómodos. Algo así como nuestro sitio.

    Me encantan las fotos, en especial el papel blanco arrugado, parece una flor.

  • Beauséant

    Muchas gracias, **LUZ**, las palabras en el diccionario parecen inmutables, pero no es cierto. Como dices, van cambiando y nos aferramos a ellas aunque ya no sean más que vasijas huecas sin contenido ni sentido.

    Creo, **Toro Salvaje** que es como una maldición. Cada generación transmite cosas a la siguiente como si sus vidas fuesen un ejemplo a seguir, modelos obligatorios y al final, pues eso, todos estrellados contra el muro de las realidades, de nuestras realidades.

    Deseducarse es una buena palabra, **evavill**, algo que deberíamos hacer de vez en cuando a modo de dieta depurativa. A mi tampoco me gusta la palabra destino, demasiado grande, un lugar, un rinconcito desde el que poder defenderse, no aspiro a nada más..
    La foto, sí, surgió al ver la forma que había tomado el papel arrugado (lo arreglé un poco para hacerlo más evidente), el siguiente paso lógico (para mi) fue prenderle fuego, mejor no sacar conclusiones 😉

  • Krudo

    Me encantó el efecto de la hoja de papel quemando, neta se siente tan bien hacer eso pero bueno, quizás son momentos de bajones, momentos donde todo va mal y que uno se siente estancado regularmente sucede cuando te vas acercando a los 30’s, te digo lo que yo hago, buscó aprender, busco sorprenderme, reírme alto, comer lo que me gusta, hacer lo que quiero (sin joder a los demás), no sé si el destino exista o no pero al menos quiero aprender, quiero reír, quiero disfrutar.

    Te mando un abrazo de esos que si hablarán dirían “todo estará bien”.

  • Ángeles

    Sorry, se envió el comentario sin querer.
    Pretendía decir que esa frase me ha encantado.
    Y también que las palabras, las cosas que decimos, son intentos de dar un sentido a la vida, un intento de encontrar una guía, algo a lo que aferrarnos para sentir que no vamos a la deriva por completo.
    Y como todos los intentos, no siempre dan resultado.

    Un texto-reflexión muy interesante, como de costumbre.

    Saludos.

  • Beauséant

    Son buenos consejos, KRUDO, yo añadiría otro más aunque es un poco un resumen de lo que dices, aprender a quererse un poco o, al menos, entenderse. Suena a tópico, pero la vida es un proceso de aprendizaje y no podemos rendirnos antes de tiempo.

    Estamos demasiado perdidos, ÁNGELES, lo veo constantemente a mi alrededor. No sé que ha fallado si las expectativas, si nuestros actos… Buscamos algo a lo que aferrarnos y, como dices, no siempre lo logramos.

Leave a Reply to Toro Salvaje Cancel reply

%d bloggers like this: