leer,  mirar

horizonte

Me tranquilizan esas fotos en las que puedes colocar el horizonte a la altura del visor y despejar la toma de casi cualquier contenido. Alguien, algún profesor supongo, me dejó claro que ese tipo de fotos eran fotos sin contenido. Bonitas de ver y nada más. Fotos sin pretensiones, el mayor pecado que podíamos cometer contra el sagrado vínculo establecido con nuestras cámaras.

Recuerda, parecían querer decirme, somos artistas. Cargamos sobre nuestras espaldas una gran responsabilidad. Todo debe tener un sentido, contar una historia y todo debe ser un poco triste, denso, pesado. Agarrarte con unos zarcillos alquitranados y arrastarte hasta el centro mismo de la toma.

Tarde muchos años en quitarme la culpa de encima y seguir haciendo fotos que sean simplemente bonitas. Pocas fotos pueden cambiarte la vida, eso ya lo he aprendido, pero aún creo que muchas de ellas, apiladas unas sobre otras, pueden cambiar tu visión del mundo.

16 Comments

  • Krudo

    Yo siento que cada foto tiene su arte, ¿A que me refiero? No sé si te pasé también a ti pero cuando yo veo fotos que tomé, me acuerdo de lo que estaba pasando o el motivo por el cual tomé la foto (en ocasiones tomó las fotos porque me recuerdan a alguien), por eso digo que cada foto tiene su arte, aunque muchas veces uno solamente sepa el significado de la misma.

    Te dejo un abrazo de esos que dicen “sos arte”.

  • Luz

    La fotografía es un arte muy difícil (supongo que todas lo son), porque requiere primero, que lo quieras, luego un largo aprendizaje, teoría práctica, técnica y talento.
    Pero creo que después es esencial comunicar, llegar, darle vida propia además de significado. Y tú abarcas todo eso. Emocionas o haces pensar y revivir o recrear. Y eso para mí es el broche.
    Hablas con las fotos, bosquejas las palabras. Y es todo lo que tu profesor no podía enseñarte: Lo que tú eres y entregas en cada clic.

  • evavill

    Transmitir belleza ya es mucho, así que no estoy muy de acuerdo con ese profesor tuyo.
    Cierto que es tal la avalancha de imágenes bonitas que estamos un poco saturados y a veces ya ni las sabemos apreciar.Tenemos empacho visual.

    Aprecio las tuyas, es un placer mirarlas 🙂

    Huy, yo no creo que ni una foto ni un libro ni un cuadro pueda cambiarnos la vida. Nos puede conmover, emocionar, acompañar, entretener, hacer pensar…bueno pequeños cambios a lo mejor sí.

  • Beauséant

    Eso, al menos en mi caso, Krudo, es tal cual lo cuentas. Tomar fotos es como guardar una instantánea de un momento preciso, con la magia de poder volver a ellas siempre que quieras. Lo complicado es lograr una sensación similar en la persona ajena tu mundo que las observa. El poder transmitir algo que no sólo se queda en tu cabeza. Supongo que esa es la diferencia entre ser un gran fotógrafo y “tirar fotos”.. Gracias por el abrazo.

    Justo, LUZ, es lo que quería decir en el comentario anterior, pero mejor resumido 🙂 Creo que cada texto que aparece por aquí lleva su foto porque siempre creo que las palabras se quedan cortas o que la foto no logra explicarlo todo. Me gustaría que cada foto o cada texto pudiese componer una historia sin ayudas, pero aún estoy lejos de eso 🙂 Muchas gracias por tus palabras, animan mucho.

    Eran un poco intensos todos, EVAVILL, aprendí mucho de ellos, pero no me quede a vivir en sus palabras. Creo que las cosas pueden ser bonitas o divertidas sin tener que darles muchas vueltas. Aunque tienes razón, si apilamos demasiadas de esas fotos puede perder un poco el sentido. Y sí, no creo que te cambien la vida, pero, no sé, si haces muchas fotos, si ves muchas fotos, creo que el mundo lo ves de otra forma, te fijas en otros detalles, en la luz, en los colores… cambias, en definitiva, la forma de ver el mundo, ¿no? Quizás sea una tontería…

  • Jo

    Siempre he pensado que no todo el mundo tiene el ojo para sacar fotos. Inclusive si la imágen no es del todo bonita.
    A veces hasta lo más crudo guarda una personalidad

  • Beauséant

    Siempre intento sacar cosas útiles de las lecciones, TORO SALVAJE porque creo que algo de verdad tienen. Lo que pasa es que creo que llego un momento en que uno debe interpretar esas lecciones y no tomarlas como algo grabado en piedra. Pero sí, algunos profesores parecen subirse a un pedestal cuando hablan.

    Las fotografías duras, JO, creo que necesitan más contexto para explicarse, una especie de nota a pie de página. No sé, creo que las cosas bonitas y las ves y las entiendes, pero fotos duras creo que necesitan algo de texto para explicar cómo se ha llegado a ellas. Es una opinión, claro.

    Es cierto, AMAPOLA AZZUL, dan un aire zen, ¿verdad? así como ganas de respirar hondo.

  • Ángeles

    En seguida me ha venido a la cabeza esa frase (de Kafka, si no me equivoco) que dice que sólo hay que leer libros que nos hieran y nos entristezcan.

    Pero a mí me encantan las cosas sin peso, livianas, que no me cuenten nada, o al menos nada triste ni importante. Que sean simplemente bellas, que guste mirarlas, que nos curen del desasosiego aunque sea por un momento. Y lograr eso también requiere arte y talento.
    Hay momentos para todo, y no todos los momentos han de ser trascendentales.

    Yo agradezco la serenidad de esta imágenes.

  • Myriam

    A mí me gustan ambas, en especial la segunda, que me inspira mucha paz, a pesar de que la bandera roja en mi país -Israel- indica mar bravío.

    Besos

  • Beauséant

    Ahora que no nos lee nadie, ÁNGELES, te diré que el tal Kafka era un poco intensito.. quizás por eso me gusta tanto 🙂
    En mi caso son rachas, a veces me gusta leer libros densos y pesados de esos que parecen querer ahogarte según pasas la página, y otras veces no, otras veces quiero un asesinato en la librería y ha Hércules Poirot dando vueltas alrededor de la chimenea.

    Igual que decía arriba, ahora que no nos lee nadie, MYRIAM, la bandera original no era roja, pero me hacía falta algo rojo en la composición, no me lo tengas en cuenta…

  • Frodo

    Creo que no hay ojo inocente, incluso en estas fotos casi sin contenido Y digo “casi” porque lo tienen.
    Sin esa escollera o sin el puesto de guardavidas, el horizonte quizás no tendría sentido, y la foto sería tan solo una especie de espejismo.

    Abrazos!

  • Beauséant

    Ahí tienes toda la razón, FRODO, cuando has hecho muchas fotos, enseguida hay cosas que las haces sin pensar, sin embargo, cuando haces la foto, la haces porque algo te llama la atención y eso, como bien dices, no es un acto inocente… Otra cosa es que luego el resultado sea capaz de transmitir eso que has visto, claro 😉

    Un abrazo.

  • Beauséant

    Sí, además hace tiempo que la fotografía es algo más que la representación de la realidad. Ahora una fotografía puede mostrar algo que no estaba allí, no debe ser un simple reflejo de algo que estaba ahí. Se pierde algo de veracidad, se gana en creatividad.

  • María

    Cada fotografía nos transmite lo que tal vez el que las capta quiere que veamos. O sea, que el arte está en su mirada que la capta, aunque también, en la persona que sabe captar desde la sensibilidad el contenido.

    La verdad es que una imagen expresa mucho, si nos adentramos en ella, y no llevara palabras, cada uno podría apreciar de distinta manera lo que ve en ella. A mí me gusta perderme en una imagen. Y adentrarme. E imaginar que estoy allí disfrutando de esa belleza. Y puedo llegar a sentir el sonido de las olas.

    Una maravilla esta dos imágenes.

    Un abrazo.

Leave a Reply to Myriam Cancel reply

%d bloggers like this: