leer,  mirar

camuflaje

Los gatos son unas de las criaturas más díficiles de fotografíar debido a su habilidad para adquirir otras formas y colores. Es algo que poca gente conoce, pero esa es la explicación para que cuando creemos tenerlos perfectamente encajados en el visor de la cámara y disparamos la foto descubramos costernados que no aparece felino alguno en el resultado final.

En su lugar vemos una boca de incendios, una papelera, un buzón de correos o una niña triste que mira con rostro inexcrutable un globo rojo que sostiene en lo alto.

No son los únicos animales con esa habilidad: eso que ven en la foto no es un gato, es un cordoveyo, otra extraordinaria criatura experta en camuflaje.

camuflaje

9 Comments

  • Beauseant

    Gracias, fue un tiro casi a ciegas, por suerte la cámara interpretó bien la situación 🙂

    Menos mal que me das la razón, duquesa de Katmandu, empezaba a pensar que me estaba volviendo loco…

  • María

    Oh! es verdad jaja los felinos que escurridizos .. ¡¡no me digas que eres asturiano!! porque los asturianos llaman Cordobeyu a una especie de Gamusino, creo que allí son unos peces ficticios con los que se engañan a los forasteros cuando se le invita a ir en noche tempestuosa a pescar…. aunque ahí sobre la cama va a ser raro que sea un un Cordobeyu jaja en todo caso peludo y de tierra 😉

    Un besito .. casi somos vecinos si eres astur 🙂

  • Brisa

    Jolin hoy estoy torpe 🙁 se me ha ido el dedo con las estrellas, luego no podía opinar catxus.. Al fin¡ 😉

    y dices que eso pasa solo con los felinos..? A mi me pasa con otras cosas también. Jeje

    Un abrazo sin camuflaje

  • Beauseant

    La locura compartida, duquesa de Katmandu es menos locura 😉

    No lo tengo muy claro, María, un Cordobeyu por ahí arriba, es efectivamente, un bicho de agua, pero creo que según van bajando la península y ante la ausencia de aguas limpias, se han ido adaptando a ser meros bichos terrestres.. Es una teoría que aún no tengo depurada, pero dame tiempo 🙂 (por cierto, no es en una cama, es un poyete de una entrada a una casa) no tengo muy claro si estaba jugando o si de verdad creía estar escondido.

    Cada uno, Brisa tiene sensibilidad para unas cosas. En mi caso me entiendo mejor con los felinos, pero estoy seguro que hay más cosas ahí afuera de las que podemos imaginar.. Y sí, a veces la página se levanta un poco temperamental… Gracias por insistir.

    • Paloma

      Hola, Beauseant.

      He venido a ver si habías escrito algo nuevo y me he encontrado con esta foto.
      Es buenísima, ¿de verdad no es un gato?
      No sé qué es un cordoveyo.

      Saludos!!

      • Beauséant

        Muchas gracias Paloma, era un pequeño chiste, casi personal. Los cordoveyos, o cordobeyos según a quién le preguntes, son una criaturas mágicas que, en la versión que me contaron, eran como unos duendes que podían adquirir las formas de otras animales… En otras versiones son como duendes, o un poco como los gamusinos, que no sé si habrás oído alguna vez algo de ellos, pero se usaban como broma para que los incautos fuesen a cazarlos aunque no existiesen.

        El de la foto, supongo, debe ser un gato, pero me hizo gracia convertirlo en otra cosa. Perdona si te he liado 🙂 y gracias por pasarte por lo textos viejos… resulta complicado mantener un ritmo de publicación constante cuando le das demasiadas vueltas a las cosas que publicas

        Un abrazo

Leave a Reply to Paloma Cancel reply

Your email address will not be published.