Recent Posts

Quizás

Recorro los surcos de tu cuerpo iluminados sin piedad por los halógenos del techo, y noto tu mirada cruzarse con la mía entre los restos del naufragio de la habitación. Me miras camuflada tras el e... Read More

No

Me deslizo entre las sábanas y suavemente llego a tu lado. Te siento más cercano cuando duermes, cuando, con los ojos cerrados, todavía me recuerdas al niño de rizos dorados que se ahogó hace añ... Read More

Llámame

Llámame en febrero. Allá cuando todos los agostos sean uno solo y muy lejano, y el frío haya lijado los vértices de mis huesos, y mis ojos azules se hayan tornado del color del agua sucia. Llámam... Read More

Azul

Azul. O la importancia de una miniatura. Nos veremos pronto. Llámame. Y el invierno entrando sin llamar. Y la calefacción estropeada. Cero grados en la calle. Cero ganas de contarte mis tragedias pe... Read More

Beauséant

– ¿Qué es el Beauséant? – pregunta el niño a las anchas espaldas que caminan delante sin esfuerzo aparente, mientras él lucha contra la marea de hombres, pertrechos y suciedad desperd... Read More