Alprazolam

el gato Octavio

El insomnio dibuja sobre mis sienes cenefas de incomprensión. Manitú dilapida las noches creando cuadros surrealistas en mi cabeza. Va por la cuarta dimensión… Monet, a su lado, es un estúpido aficionado… Gota a gota. Un minuto. Dos. Tres. Y para cuando quiero darme cuenta, el gato del miedo ya ha saltado la tapia… ya es tarde para el orfidal… Manitú me tiende el arma y me invita a jugar a la ruleta rusa. No atiende a razones. No entiende que ya no estoy para estos trajines de balas perdidas que van y vienen y nunca atinan… el muy cabrón me grita que para bella durmiente ya escogieron a otra más joven y más guapa. Mi única opción es jugar… Juego… Gota a gota. Mañana el insomnio tampoco me consentirá ser la bella durmiente del reparto, pero sí el titular en la páginas de sucesos de algún periódico de provincias….

21 thoughts on “Alprazolam

  1. El insomnio es una entidad curiosa y de doble filo; Puedes sacarle mucho provecho si lo pones a tu favor en vez de luchar cuando no tienes fuerzas. Pero rendirte con él tampoco es la mejor opción, pues te consume noche a noche, te tortura de a poco, te perturba de manera estratégica para que seas medio-zombie de día y un noctámbulo sin pasión por las noches. Hubo un tiempo en que le aprecié y le detesté al mismo tiempo. Hoy en día, ya no lo recibo de buena gana. Por fortuna, con paciecnia, con tiempo y con un inesperado factor milagroso-suertudo, pudo eliminarle, sin fármacos.

    Interesante texto, un sufrimiento que padecen muchos.

  2. Buuffff! otro de estos textos tuyo que me hacen temblar. Como cuando te leí sobre los suicidas, desgraciadamente sé del terrible horror del que hablan tus letras. No personalmente, solo he padecido insomnio puntualmente, pero personas muy cercanas a mi han sufrido este calvario al nivel que lo tratas tú, la ansiedad y el pánico letal que genera, el agotamiento haciendo un cráter en el cerebro, esa ruleta rusa que tan bien describes. La agonía de quien siente de verdad a la muerte al otro lado de la mirada de esas noches interminables. Cuídate mucho BEAU, ojalá como yo solo hables de ver a otros sufrir este horror y no seas tú. Al insomnio solo se le vence mirando fijo a la luz del día, lo que en la noche nos atormenta. Un beso grande…leche caliente o menta con miel, baños calentitos, música suave … concentrarte pensando en lo que más desees … ZzzzzzZzzzzZzzzz

    ; )

  3. ¡Ños, me has impresionado! A veces he sufrido esos ratos inacabables, repletos de negrura y malos pensamientos, dando vueltas y más vueltas. Hasta que empiezan los primeros rayos y parece que todo vuelve a reajustarse.
    Hay muchos trucos que nos recomiendan, entre ellos los que leo más arriba, tendré en cuenta lo de la menta con miel.
    Un abrazo gordo y calentito, que duermas bien, cielo.

  4. Se vive y mal, esos momentos eternos que nos produce millares de visiones y nunca terminan bien, tu escrito es interesante, y dice todo lo que se puede, gracias.
    Abrazo

  5. Anonymous ( de arriba soy yo jaja María, aunque seguro que aun sin decirlo lo sabías… nadie con más rollo aquí : )

  6. Existen un montón de, no sé si llamarlos trucos, Kadannek para evitarlo, pero no siempre funcionan, cuando se convierte en una presencia fija de tus noches acaba siendo una visita no deseada. Durante un tiempo, en momentos puntuales puede ser la excusa perfecta para hacer muchas cosas, pero a largo plazo… Para mi no es más que la expresión, la forma que tiene de decirnos nuestra cabeza que algo no funciona y debería arreglarse lo antes posible…

    Oye, leyéndote, María, me han dado unas ganas locas de salir corriendo del trabajo, pillar un libro y meterme en la cama con el gato 🙂 Aunque me parece que el minino a estas horas quiere más diversión que sueño.. Pero sí, opino un poco como tu, lo que te pasa por las noches debes resolverlo por el día, otra cosa es que puedas, que tengas las herramientas para hacerlo…

    A cada uno le funciona una cosa, Virgi, algunas personas incluso dicen que se han sacado una carrera o escrito obras maestras con su presencia (yo eso no me lo acabo de creer, la verdad) Sospecho que, como dice María del Rosario no sale nada bueno de ahí.

    Esa sensación de asomarse a la cabina del avión, Toro salvaje y descubrir que no hay nadie al volante porque se supone que tu eres el piloto, ¿verdad?

    1. Pues hazlo! jaja el gato estará encantado ; )
      Totalmente de acuerdo, el insomnio como la tos o la fiebre, no son más que síntomas de que algo no va bien dentro de nuestra cabeza y sí, la cabeza es lo más complejo y difícil de arreglar de nuestro organismo… ojalá pudiéramos desenroscárnosla y colocarla en la mesita de noche si centrifuga demasiado rápido ; )

      1. He vuelto porque – como soy una cabeza de chorlito, antes olvidé dejarte lo que en realidad te traía- un regalito que recordé cuando te leí el otro día, al hilo de tu estupendo texto, a lo mejor lo conoces, es del Libro del Desasosiego de Pessoa, otro atormentado insomne :

        “Sería feliz si pudiese dormir. Esta opinión es de este momento, porque no duermo. La noche es un peso inmenso por detrás del ahogarme con el cobertor mudo de lo que sueño. Tengo una indigestión en el alma. Siempre, después de después, llegará el día, pero será tarde, como siempre. Todo duerme y es feliz, menos yo. Descanso un poco, sin osar dormir. Y grandes cabezas de monstruos sin ser emergen confusas del fondo de lo que soy. Son dragones del Oriente del abismo, con lenguas encarnadas al margen de la lógica, con ojos que miran sin vida mi vida muerta que no los mira. ¡La tapa, por el amor de Dios, la tapa! ¡Conclúyanme la inconsciencia y la vida! Afortunadamente, por la ventana fría, con los postigos abiertos hacia atrás, un hilo triste de luz pálida empieza a sacar sombra del horizonte. Afortunadamente, lo que va a rayar es el día. Sosiego, casi, del cansancio del desasosiego. Un gallo canta, absurdo, en plena ciudad. El día lívido comienza en mi vago sueño. Alguna vez dormiré. Un ruido de ruedas hace carro. Mis párpados duermen, pero no yo. Todo, en fin, es el Destino. “

        1. Muchas gracias, María, no lo conocía y ahora que lo leo creo que no se puede explicar mejor esa sensación a la vez absurda y frustrante. Supongo que lo mejor es rendirse y ponerse a hacer otra cosa, lo que sea, mejor que estar intentando que aparezca el sueño. Es una buena idea lo de desenroscar la cabeza, la podemos dejar cargando con el móvil y marcharnos a hacer cualquier cosa sin ella 🙂

  7. Hay insomnios que ningun medicamento puede curar, en realidad los medicamentos van al sintoma y no a la causa…
    No dormir bien es patetico e insalubre.
    Me gusto tu relato.
    Una sugerencia que me dio buen resultado, trabaja como voluntario al aire libre, si es posible construccion o jardines, veras como a la noche caes rendido.
    Un fuerte abrazo. consejo

  8. Es verdad, todo lo que sea esfuerzo físico al aire libre te despeja la cabeza por completo y encima te deja demasiado cansado para, como diría mi señor padre, pensar en gilipolleces. Quizás muchas de estas cosas sean enfermedades modernas que tengan mucho que ver con nuestro ritmo de vida y todas esas expectativas que no parecen llevar a lado alguno…

  9. el insomnio a veces lo veo como una oportunidad para hacer cosas….
    claro, si lo pusiera en práxctica te leería mas seguido y seguro también me pondría a escribir mas de lo que quisiera

  10. por el sabor o por los efectos, mucha 😉

    seguro que encontrarías mejores cosas en las que emplear ese tiempo, Jo, pero muchas gracias por lo que nos toca 😉

  11. Duro. Muy duro por muy poco. Pero así tejen algunos sus vidas.
    Manitú, seguramente, no tendería un puente a la ruleta rusa.
    Es el peligro de entreverarse con dioses exóticos, pueden confundirse las señales.

    1. Los dioses siempre hacen eso, en el fondo disfrutan con nuestras desgracias, son perversos, pero es normal, tienen mucho poder y todo el tiempo del mundo para hacer lo que quieran con nosotros…

  12. Por alguna razón he asociado el insomnio con la tristeza, claro es solo una apreciación mía. Quizás mejor que los medicamentos sea salir, respirar aire puro, socializar, hacer cosas que provoquen disfrute …. bailar …cantar ….etc. Existen a nuestro alrededor un sin fin de actividades que ayudan a lograr un sueño natural y placentero.

    Abrazos y ha sido un placer leerte , me gustó mucho encontrar tu sitio.

    1. No lo tengo claro, REM, es decir, creo que para el insomnio leve existen arreglos sencillos porque suele venir provocado por ciertas situaciones. Salir, respirar, encontrarte con gente, obligarte (eso es muy importante) a hacer cosas que quizás no te apetezcan mucho, ayudan a vencerlo… pero cuando es va más allá no sé si resulta tan sencillo, a veces, simplemente, es demasiado grande para poder poder ganarle a partida… Como digo, no lo tengo muy claro.

Leave a Reply

Your email address will not be published.